Afasia: ¿Qué es y cuáles son sus principales causas?

¿Qué pasa si se daña irreparablemente el área cerebral que nos permite comunicarnos oralmente?

Guía de: Psicología y Tendencias

afasia-broca

La afasia es definida por expertos como una alteración en la capacidad para utilizar el lenguaje. En este caso, dicho déficit en la capacidad de comunicación sería el resultado del daño cerebral. Es decir, se considera una alteración en el lenguaje oral de carácter adquirido.

La literatura científica ha propuesto diversos tipos de clasificaciones para las afasias. Algunas de ellas, se centran en especificar ciertas dicotomías diferenciadoras de dicha alteración. Por ejemplo, distinguiendo entre afasias expresivas o receptivas, motoras o sensoriales, anteriores o posteriores, fluidas o no fluidas, tipo Broca o tipo Wernicke, etc.

Sin embargo, más allá de lograr adscribirse a una determinada clasificación, lo importante a considerar es que más de la mitad de los trastornos afásicos se consideran mixtos; es decir, no son síndromes exactos ni pertenece sólo a una categoría, como suele darse en la mayoría de los trastornos neuropsicológicos.

estereotipia_afasia

En los últimos años y gracias a los avances tecnológicos e imagenológicos se ha prosperado mucho en el campo de la identificación de correlaciones clínico anatómicas de diferentes tipos de afasia en relación a una determinada región cerebral. Por ejemplo, es indiscutible que el daño en la tercera circunvolución frontal izquierda y sus áreas adyacentes se asocia con una alteración caracterizada por un lenguaje agramático no fluente; es decir, por una construcción errónea de las oraciones, sin nexos y asociadas a dificultades como la repetición de palabras y oraciones.

Finalmente, existen varias causas por los cuales se puede producir este daño cerebral al origen de una afasia. Dentro de las principales condiciones neurológicas que podrían producir estos tipos de alteraciones en el lenguaje habría que considerar:

  1. Accidentes cerebro-vasculares: Se considera cualquier alteración en el funcionamiento cerebral originada por una condición patológica de los vasos sanguíneos. Puede generar daño por acumulación de material, por ruptura de la pared del vaso, etc.
  2. Tumores cerebrales: Se refiere al crecimiento anormal de células y puede causar daño -por ejemplo- por efecto de masa sobre otras estructuras cerebrales.
  3. Infecciones del sistema nervioso: Se refiere a infecciones por virus, bacterias, hongos o parásitos y causan daño principalmente al interferir con el flujo sanguíneo del cerebro y alterar el metabolismo de las células.
  4. Traumatismo craneoencefálicos (TEC): Puede generar daño por lesiones directas al cerebro, por interrupción del flujo sanguíneo cerebral, por hemorrgias y hematomas que aumenten la presión intracerebral, por inflamación, por infección, etc.
  5. Enfermedades degenerativas: Enfermedades como el Alzheimer, la enfermedad de Parkinson y de Huntigton causan daño pues implican una pérdida progresiva de células nerviosas.
  6. Enfermedades nutricionales y metabólicas: En el caso de la desnutrición, causa daño -por ejemplo- a través de la falta de nutrientes. También deben considerarse de cuidado enfermedades como la falla hepática y el hipertiroidismo, entre otras.

 

Más sobre Psicología y Tendencias

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X