¿Cómo mejorar tus habilidades sociales? Evita las conductas no asertivas

Las habilidades sociales no son solamente nuestras conductas, también son nuestros pensamientos y emociones.

Guía de: Psicología y Tendencias

La mayoría de la gente piensa que las habilidades sociales solo tienen que ver con ser exitosos. Que quien no encuentra trabajo o pareja debe perfeccionar estas habilidades y, en cambio, quien tiene un gran cargo o un matrimonio de muchos años sí las desarrolló.

Sin embargo, contar con ese “check list” de la adultez no nos verifica nada.

Quizás quien tiene ese gran trabajo no tiene buen manejo de su personal a cargo o en su vida privada no tiene amigos ni círculos cercanos con los que pueda relacionarse.

Por otro lado, quien lleva muchos años de matrimonio podría llevar años aguantando humillaciones y malos tratos por no saber estar sin pareja.

Niños

No podemos dar por cierto que estos hitos nos aseguren la capacidad de esas personas de relacionarse con los demás, ni prejuiciar al resto de quienes no están en pareja o cuentan con un gran trabajo.

Además, las habilidades sociales no son solamente nuestras conductas, también son nuestros pensamientos y emociones.

Por esta razón, es que esta temática ha sido estudiada por numerosos psicólogos y psicoterapeutas. Ellos consideran que la principal causa de nuestras satisfacciones o problemas es no contar con estas destrezas, ya que influyen directamente en nuestra calidad de vida.

A modo de entregar herramientas para trabajar estas habilidades, ya sea en compañía de un terapeuta o de modo autónomo es que la psicóloga Elia Roca, profesora de la Universidad de Valencia, publico el libro: “Cómo mejorar tus habilidades sociales”.

Plantea que quien cuenta con habilidades sociales, ha desarrollado por consiguiente la asertividad, la cual se define como: una actitud de defensa de nuestros derechos personales, que nos permite ser capaces de expresar nuestros sentimientos, preferencias y opiniones respetando las de los demás.

Cuando esto no existe nos encontraríamos con pocas habilidades sociales o la conducta no asertiva que podría adoptar dos formas: la inhibición o agresividad.

habilidades-sociales

La primera de estas tendría que ver con mostrar una conducta retraída, adaptándote excesivamente a las reglas y a los deseos de los demás, para complacerlos.

En este caso de conducta no asertiva, las personas esperan que los demás adivinen lo que sienten y se ofenden cuando esto no ocurre.

Se sienten obligados a dar explicaciones siempre de lo que hacen y no afrontan los conflictos por miedo a que, según detalla la autora, dejen de ser apreciados por los demás al no mostrarse sumisos.

Por otro lado, la agresividad, consiste en no respetar los deseos ni derechos de los demás.

En este caso las personas pueden mostrarse sinceras, seguras de sí mismas y directas. Sin embargo, lo hacen de forma inadecuada, generando malestar en el otro, quien puede recibir esto como hostilidad.

Las personas suelen justificar su agresividad por ser sinceros, a modo de “dije lo que pensaba, fui sincero, si alguien lo recibe mal no es mi problema”. Esto generará el mismo rechazo, aunque provenga de una actitud distinta que la inhibición.

Las habilidades sociales pueden ser trabajadas, entonces, en la base de que seas capaz de expresar al otro lo que sientes de manera respetuosa y, del mismo modo, tengas el interés por desarrollar la empatía de preocuparte de los sentimientos de los demás. Entendiendo que ambos pueden y deben expresar sus emociones, necesidades y opiniones si es que quieren tener buenas relaciones sociales, para lo cual deben respetarse y respetar a los demás.

Ejercicios-para-mejorar-las-habilidades-sociales

Frente a situaciones que te angustien o generen ansiedad, toma en cuenta estos consejos y seguro encontrarás una solución adecuada que respete a ambas partes pero que, del mismo modo, tome en cuenta los sentimientos de todos los involucrados.

Hacer este ejercicio te permitirá desarrollar habilidades sociales, ya que te darás cuenta de que estas medidas fueron efectivas como resolución de conflictos.

Mucho ánimo y recuerda que no hay claves ni una receta mágica para llevarte bien con los demás y tener relaciones duraderas, solo respetar y escucharse en la misma medida que lo hacemos con las otras personas.

Más sobre Psicología y Tendencias

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X