Consejos para cuidar nuestra salud física y mental durante estas Fiestas Patrias en pandemia

Sin duda serán días que todos viviremos de manera distinta.

Guía de: Psicología y Tendencias

Recientemente, Chile ha vuelto a superar los dos mil casos de contagios por coronavirus, esto mientras nos encontramos a días de comenzar las festividades de nuestro país.

Muchos chilenos y chilenas esperan las Fiestas Patrias para celebrar en familia, viajar o realizar una serie de actividades.

Sin embargo, debido a la pandemia y las instrucciones entregadas por el MINSAL, sin duda serán días que todos viviremos de manera distinta.

Con el fin de que no se produzca un aumento de casos y de cuidarnos entre todos, aquellas comunas que se encuentran en fase 1 no tendrán derecho a visitar a ningún familiar o amigo.

Para quienes cuenten con un domicilio en transición, preparación, apertura inicial o avanzada la situación será distinta, ya que podrán reunirse con sus seres queridos por un máximo de seis horas, y de cinco personas en lugares cerrados y 10 en espacios abiertos.

Bailes Patrios

Por esto, lo primero que podemos hacer a modo de autocuidado, y de mermar un poco la tristeza o frustración que puede provocar que no podamos cumplir con nuestras tradiciones familiares o planes, es adecuar las fiestas al hogar.

Si tienes niños pequeños, busca actividades en internet adecuadas para su edad con un sentido de esta fiesta de la chilenidad. Por ejemplo, preparar estos días previos realizando adornos con dicha temática para preparar el espacio.

También puede ayudar a crear un ambiente lúdico y de distención buscar juegos típicos chilenos, y adaptarlos a una versión similar con las cosas que se cuenten en el hogar.

Todo esto buscando dar el sentido de que como familia mantienen las tradiciones, aunque no puedan vivir estos días como esperarían y quitándose la sensación de que”no van a hacer nada” a todos los integrantes del hogar.

Esta situación es especialmente difícil para los adolescentes, por el momento del ciclo vital en el que se encuentran y también los ancianos, quienes han debido estar más aislados y desconectados de sus seres queridos.

Si conoces a algún adulto mayor o joven que pasará estás fiestas más aislado, ofrécele realizar una videollamada, envíale un mensaje o llámalo por teléfono, pues pequeñas acciones pueden ser de mucha ayuda.

FP

También es importante reflexionar en familia e individualmente que esta no es la primera festividad que hemos vívido de manera distinta. Por lo cual, no hay que desesperarse o transgredir las normas de seguridad que se han declarado.

Los niños vivieron las vacaciones de invierno, y lo mismo ocurrió en el Día del Padre y de la Madre en cuarentena, por lo que es importante recordar qué cosas se hicieron para amenizar más esos días.

Debemos acostumbrarnos a esta nueva normalidad, de modo que podamos ayudar a nuestros seres queridos a no caer en la frustración ni en una positividad poco realista. Al menos dentro de la brevedad, no es posible volver retomar nuestro antiguo día a día.

Entendiendo mejor este contexto y aceptándolo, cada persona podrá encontrar mejores estrategias y herramientas personales para vivir esta situación.

Tomemos, además, esta oportunidad de reflexionar sobre lo que realmente importa: nuestros vínculos cercanos y queridos, la vida y las prioridades de cada uno.

Más sobre Psicología y Tendencias

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios