Dispareunia femenina: Cuando el sexo se torna físicamente doloroso

¿Un trastorno de la sexualidad o un trastorno asociado al dolor? El dolor coital es más controversial y mucho más común de lo que se piensa.

Guía de: Psicología y Tendencias

IMG_3302

De manera general, la dispareunia o coitalgia puede definirse como el coito doloroso; es decir, la molestia o dolor genital que se produce justo antes, después o durante una relación sexual.

Expertos estiman que este tipo de trastornos estaría presente en un 10 hasta un 30% de las mujeres; lo cual es una alta prevalencia en comparación con otras patologías. Dicho trastorno afectaría las relaciones de las mujeres con sus parejas; generando sentimientos de temor, insatisfacción, culpa, inadecuación, malestar y ansiedad en ambos miembros de la pareja.

De acuerdo al Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales (DSM) -al que siempre nos referimos-, la dispareunia ha sido recientemente objeto de revisión. Lo anterior, ya que en su versión previa a la actual (DSM-IV-TR), eran seis las disfunciones sexuales femeninas, tres de las cuales también eran aplicables a varones. Dentro de estas tres, estaba la dispareunia que se definía como cualquier dolor genital provocado por el coito y que no tiene causas médicas aparentes. Lo cual, fue considerado muy poco específico.

woman in red panties holding her crotch

 

Hoy en día, en el actual DSM-V, se incluyen sólo tres posibles disfunciones sexuales femeninas. La dispareunia ha pasado a denominarse: “Trastorno por penetración/dolor genito-pélvico”. En esta nueva categorización es que se fusionan la dispareunia y el vaginismo(constricciones involuntarias de los músculos del piso pelviano que impiden la penetración y que se acompañan de dolor). ¿Por qué? Pues porque fue observado que comparten varios criterios diagnósticos y existe una alta comorbilidad entre ambos.

Ahora bien, dicha condición -la de dolor coital- ha sido objeto de polémica ya que, en distintas instancias, se ha propuesto tipificarla más como un trastorno asociado al dolor y no como una disfunción sexual propiamente tal. Esto ya que el dolor genital (vulvar, en el caso de la mujer) puede ocurrir en situaciones no sexuales también.

dolor

La Sociedad para el Estudio de las Enfermedades Vulvares ha distinguido entre dispareunias de tipo profundas y de tipo superficiales. Las profundas dicen relación con un dolor a nivel pélvico. Por su parte, las superficiales se relacionan con un dolor a nivel vulvar.

Otra clasificación más específica diferencia entre tres tipos de dolor asociándolos a distintas causas:

  1. Dolor a la entrada de la vagina, asociado a causas de origen psicológico, patología del himen y/o del clítoris; entre otros.
  2. Dolor en el conducto medio, asociado a uretritis, trigonitis, cistitis, uso de diafragma y vagina corta congénita.
  3. Dolor profundo, asociado a inflación pélvica, endometriosis, retroversión fija del útero, patología ovárica, hemorroides, artritis lumbo sacra y otros.

De acuerdo a lo anterior, es posible prever que el tratamiento de la dispareunia dependerá del tipo de causa que la esté ocasionando. Si la causa es orgánica, podrán ser indicados distintos tratamientos médicos (farmacológicos, hormonales, quirúrgicos, etc.). Si la causa es psicológica, es importante contemplar la educación sexual, derribar mitos, tratar miedos e inseguridades; entre otras cosas.

 

dolor-vaginal

Más sobre Psicología y Tendencias

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X