Dispareunia masculina: A ellos también les puede doler

En su versión masculina, es mucho menos común, pero aún así, es un problema real.

Guía de: Psicología y Tendencias

0010187285

Tal como lo vimos en el artículo sobre la Dispareunia femenina, la dispareunia o coitalgia se define -en términos muy generales- como coito doloroso. Dicho dolor se experimenta en la zona genital y puede aparecer antes, durante o despues de la relación sexual.

En el caso específico de los hombres, hablamos de Dispareunia masculina, disfunción sexual que resulta ser menos prevalente que la de la mujer (presencia en alrededor del 5% de la población masculina); pero que, aún así, cabe considerar dentro de los problemas importantes que pueden surgir a la hora de tener una relación sexual.

Este trastorno fue reconocido como tal por el Manual Diagnóstico y Estadístico de los Trastornos Mentales en su cuarta versión (DSM-IV). Sin embargo, en su última versión (DSM-V), este trastorno no figura como trastorno sexual masculino.

En hombres, es usual que el dolor se presente durante la erección o en la eyaculación. Expertos señalan que además, dicho dolor suele localizarse directamente en el pene, aunque en ocasiones también aparece en otras zonas como los testículos u otros órganos internos.

man_crotch_pain_fb

Las causas que suelen asociarse más frecuentemente a este trastorno son orgánicas, psicológicas o mixtas; siendo éstas últimas menos frecuentes. Entre ellas encontramos:

  1. Causas Orgánicas: Espasmo de los músculos perineales; infección por herpes o virus del papiloma humano; irritación o alergia de la piel del pene; falta de elasticidad del prepucio; algunas anomalías anatómicas y oncológicas en el pene; infección de la próstata, uretra, vesículas seminales o vejiga; torción del cordón espermático; enfermedad de Peyronie (que causa una curvatura anormal del pene); pripismo (genera una erección dolora no relacionada con la excitación sexual).
  2. Causas Psicológicas: Temor; ansiedad; reacciones fóbicas o de conversión; hostilidad hacia la pareja o traumas psicológicos vividos como agresión o violencia sexual.

hombrepene

Tal como en la Dispareunia femenina, en el caso de las causas psicológicas; es decir, cuando el dolor no se produce por ninguna causa orgánica, la terapia sexual resulta un tratamiento eficaz. En esta situación es que deben abordarse temas como los sentimientos de culpa, los conflictos internos y el abuso aún no resuelto (en caso de existir el antecedente); entre otros. Sin embargo, siempre es más recomendable un tratamiento multiprofesional para facilitar de mejor manera una experiencia progresiva de práctica sexual placentera.

parejasonr_3

Más sobre Psicología y Tendencias

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X