Fobia social: ¿Qué es y cómo enfrentarla para salir adelante de la mejor manera?

La mayoría de las personas que presentan estas características son tímidas.

Guía de: Psicología y Tendencias

¿Has sentido dificultades para relacionarte con grupos de personas? ¿Sientes miedo al pensar en hablar en público y no puedes manejar las reacciones de tu cuerpo ante estas situaciones? ¿Te sonrojas, sientes mareos o no controlas tus tonos de voz ante situaciones sociales nuevas?

Si la respuesta es afirmativa, esto puede indicar que presentas síntomas de la fobia social, aunque no es suficiente para determinar al ciento por ciento que la padeces. La mayoría de las personas que presentan estas características son tímidas.

La fobia social es un miedo irracional y muchas veces incapacitante a la interacción social, el cual tiene como su base el terror a ser juzgado por los demás, lo cual muchas veces dificulta desenvolverse en situaciones laborales o escolares, mermando la calidad de vida de quienes la presentan.

A pesar de que muchas veces las personas que lo padecen logran racionalizar lo que les ocurre, entendiendo que se trata de pensamientos catastróficos que no son reales, no logran dejar de sentir la ansiedad y el miedo ante las situaciones sociales.

fobia social

La fobia social puede paralizar ante la ansiedad de estar con desconocidos.

Cualquier motivo puede desencadenarlas: un nuevo trabajo, ir a una fiesta con poca gente conocida o tener que dar un discurso.

La posibilidad de que dentro de esa situación social la persona quede expuesta, da pie para que quienes padecen fobia social imaginen los peores escenarios en que hacen algo mal y son humillados por esto.

Es por está razón que, en la fobia social, a diferencia de la timidez, las personas no son capaces de desenvolverse en las situaciones con otros individuos.

Los miedos más comunes de las personas que padecen fobia social, según detalla la psicóloga y profesora de la Universidad de Salamanca, María José Fernández Guerrero, son: tener mucha ansiedad y pasarlo mal en el evento al que debe asistir, terror a no saber comportarse adecuadamente, miedo a decir algo inoportuno o que a alguien le moleste, temor a manifestar síntomas de ansiedad (rubor, sudoración, voz temblorosa, ataque de pánico), entre otros.

También, de acuerdo a la autora, la fobia social tiene mucho que ver con el miedo a ser criticado, a ser evaluado por los demás negativamente.

fobia social

¿Cómo enfrentarla?

Una buena solución es asistir a terapia, ya que, sin ayuda profesional es probable que estos temores no desaparezcan. Un psicólogo puede enseñarte técnicas para enfrentar estas situaciones y dilucidar cómo y en qué momento de tu vida surgieron estos miedos de modo que puedan trabajarlo juntos.

Otra forma de manejarlo es trabajar estos pensamientos catastróficos conversando con alguien que signifique un vínculo cercano para ti, planteándole honestamente tus miedos e inseguridades sobre el evento que se acerca y que te genera ansiedad, dilucidando cuáles son tus mayores miedos sobre lo que podría salir mal en esa situación social a la que te debes enfrentar.

La fobia social está relacionada con el pensamiento ansioso y catastrófico, por lo que es común que la persona que lo sufre se imagine escenarios muchísimo peores de los que realmente ocurrirán o puedan llegar a pasar.

Hablarlo con un terapeuta o vínculo cercano contribuirá a hacerte consciente de esos miedos y aunque con esto no se ahuyentaran si te permitirá recordar, cuando te encuentres en la situación, si incluso llegara a ocurrir lo peor que imaginas, no sería tan trágico como piensas.

También puedes trabajar tus habilidades sociales, pidiendo a un amigo o amiga que te acompañe a situaciones sociales nuevas dentro de grupos pequeños de personas e ir estableciendo metas. Por ejemplo, iniciar una conversación diaria durante 5 días.

En cualquier caso, si lo que padeces es fobia social, la mejor forma de trabajarlo y manejarlo, como ya mencionamos más arriba, es asistir a un psicólogo que guíe y acompañe tu proceso de socialización. Nunca es tarde para poder desarrollar nuevas habilidades sociales que te permitan relacionarte con los demás de forma efectiva.

Más sobre Psicología y Tendencias

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X