Los niños pierden hasta el 40% de avance en su proceso de lectura al salir de vacaciones: ¿Cómo prevenirlo?

Que los niños y niñas puedan aprender y desarrollar la comprensión lectora está vinculado a conocer sus emociones.

Guía de: Psicología y Tendencias

Que los niños y niñas puedan aprender y desarrollar la comprensión lectora está vinculado a conocer sus emociones.

Esto se debe a que, cuando los niños entienden el sentido de lo que leen, se vuelve un medio muy útil para elaborar su mundo interior y así establecer una relación asertiva con el exterior.

En relación con esto, dice Michèle Petit, especialista en educación, que durante la lectura los niños y niñas adquieren la capacidad de descubrirse y construirse, le dan forma a su experiencia y elaboran sentidos cuando leen algo que les hace empatizar o comprender que lo que están leyendo también lo han vivenciado.

El Ministerio de Educación, con su programa Leo Primero, tiene como finalidad incentivar la lectura de nuestros niños en edad de los primeros ciclos básicos. Ofrece en su página web lecturas y actividades para trabajar con nuestros hijos el proceso de lectoescritura.

Leo-Primero-OCDE

Dentro de lo que lleva del año, dicho programa ha impactado positivamente a 200.000 pequeños de primero básico.

Del mismo modo, entrega datos relevantes a tomar en cuenta. Si no se trabaja en el hogar durante los meses de vacaciones de verano y se refuerza la lectura, nuestros niños pierden hasta un 40% del avance que lograron en su año escolar.

Esto los hace volver a clases con desventaja al resto de sus compañeros y demora el desarrollo de otras habilidades de la lecto escritura.

Según la evidencia de los estudios realizados por el programa, los niños que muestran ese retroceso pueden volver a clases en marzo como si solo contaran con los conocimientos adquiridos en agosto del año anterior.

POEMAS-PARA-NIÑOS-CON-RIMA-600x450

Involucrarse en el proceso lector de ellos es sencillo y no implica tanto tiempo como podríamos imaginarnos.

Algunos buenos tips son: leerles cuentos en voz alta antes de dormir o narrar historias en conjunto con ellos.

Pueden, por ejemplo, diseñar los personajes pidiéndole a su hijo o hija que elabore un dibujo y a partir de esto construir juntos una historia.

También se pueden aprovechar las actividades cotidianas como ir al supermercado o preparar una receta para pedirle a los niños que lean en voz alta carteles o algunas palabras.

Además, existe dentro de la pagina leoprimero.cl una Biblioteca Digital Escolar para descargar material y cuentos que pueden ser leídos en familia y que corresponden la edad de primer ciclo escolar.

Niños Lectores

Por último, si estás buscando qué regalar en navidad a tus hijos o niños, una buena opción son libros que fomentan el desarrollo emocional.

Dos buenos ejemplos y acordes a esta edad son los libros: El monstruo de colores y el Emocionario. Ambos dan a conocer a los niños en un lenguaje sencillo las distintas emociones y el lenguaje de estas.

En cualquier caso, contribuir al proceso de lectoescritura durante las vacaciones de verano, mientras que el tiempo con el que se cuenta lo permita, forjará en parte los cimientos que nuestros niños tengan con la lectura.

Fomentarla en ellos siempre será beneficioso.

Más sobre Psicología y Tendencias

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios