Objetivos inteligentes: ¿Cómo lograr que lo que nos planteamos se haga realidad?

Independiente de lo que queramos realizar, la clave es hacerlo de manera inteligente.

Guía de: Psicología y Tendencias

Objetivos inteligentes

Expertos en el área de la Psicología Positiva definen lo que denominan “objetivos inteligentes”, propósitos que deben cumplir con determinadas características que los hacen ingeniosos en sí mismos y fáciles de conseguir o llevar a cabo.

Lo anterior, es aplicable a distintas áreas del desarrollo, desde el planteamiento de metas personales hasta la elaboración de objetivos como motor de proyectos y emprendimientos que involucren a más personas.

Ahora bien, cabe preguntarse: ¿Qué necesita un objetivo para ser “inteligente”?

Los “objetivos inteligentes”, que reciben su nombre a partir de la regla que aplican (“SMART”, la cual además significa inteligente en inglés), deben ser:

  • * Específicos (“Specific”): con detalle suficiente como para poder realizarlos. De poco sirve fijarse objetivos si son muy generales o poco concretos. Para evitar esto, escribe tus objetivos de manera acotada, escoge una actividad particular y especifica cantidades, tiempos, dinero u otros. Esto te ayudará a enfocarte en la dirección deseada.
  • * Medibles (“Measurable”): que especifiquen un forma de ser cuatificados. Si un objetivo no se puede medir, nunca sabrás con certeza si lo lograste alcanzar. Identifica una forma de medida con cifras fáciles de identificar (utiliza valores, pesos, porcentajes, etc.).
  • * Realizables o Alcanzables (“Attainable”): que te permitan ejecutarlos según tus recursos disponibles. Esto para mantener un equilibrio entre tus esfuerzos y la motivación. Evita las frustraciones iniciales y los “imposibles”.
  • * Realistas o Relevantes (“Realistic” o “Relevant”): que no involucran accciones inalcanzables o imposibles en un comienzo. Es importante que los objetivos que te plantees tengan importancia para ti, favorezan el crecimiento y sean coherentes.
  • * Temporalizados o basados en el tiempo (“Time-based”): que dejen claro cuándo los llevarás a cabo para saber si los estás cumpliendo no. El marco temporal siempre debe estar presente en la elaboración de nuestros objetivos. Pregúntate por ejemplo: ¿En cuánto tiempo quiero alcanzar este objetivo? ¿Cuándo realizaré la medición para saber si lo logré alcanzar o no?

Objetivos inteligentes

Ahora te daremos ejemplos de objetivos poco inteligentes y su versión “SMART”.

Objetivos Poco Inteligentes Objetivos “SMART”
1) “Aumentar el tráfico de mi página web” 1.a) “Dirigir 500 visitas al sitio web de la empresa para finales del mes de diciembre”1.b) “Aumentar un 5% las visitas a nuestra web mes tras mes”
2) “Hacer más deporte” 2) “Salir a andar en bicicleta media hora, martes y jueves de 7 a 7:30 de la tarde, por el parque de al lado de mi casa

Objetivos inteligentes

Más sobre Psicología y Tendencias

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X