Satiriasis: Hombres adictos al sexo ¿Cómo saber si eres uno de ellos?

Te presentamos la versión masculina de la adicción sexual. Si te interesa saber más, lee el siguiente artículo.

Guía de: Psicología y Tendencias

Satiriasis

Como mencionamos en el artículo dedicado a la Ninfomanía, la adicción al sexo es una necesidad incontrolable por el sexo de todo tipo (desde las relaciones sexuales con otras personas hasta la autoestimulación o consumo de pornografía).

La satiriasis, al igual que la ninfomanía, son conceptos más bien “antiguos” para hacer referencia a lo que hoy se denomina Hipersexualidad. Específicamente, la satiriasis se consideraba un desorden psicológico masculino caracterizado por una líbido muy activa y una obsesión por el sexo.

Actualmente, la hipersexualidad se caracteriza por una frecuente estimulación genital que puede no resultar en la satisfacción emocional (o sexual) del individuo, a largo plazo. Lo anterior, acompañado de sentimientos de culpa, malestar y otros síntomas psicológicos y neurológicos; alentaría a la persona a buscar incansablemente la frecuencia sexual.

Como puede parecer, expertos en estos temas han señalado que el umbral para determinar la existencia de hipersexualidad es bastante controversial; esto pues el deseo sexual es muy variable en los seres humanos. Aún así, se ha consensuado que la frecuencia y conducta sexual constituiría un desorden cuando dicho comportamiento causa incomodidad o impide un funcionamiento social adecuado (laboral, económico, familiar, etc.).

Estudios han demostrado que, al ser ésta un tipo de adicción como cualquier otra, una vez arraigada, actúan en forma de ciclo repetitivo. Algunos autores han descrito este ciclo en pasos tales como: obsesión, cacería, reclutamiento, gratificación sexual, retorno a la normalidad, justificación, culpa, vergüenza, desesperación y promesas.

Cabe mencionar que, las personas hipersexuales (tanto hombre como mujeres), tienden a mantener oculto su trastorno; por lo que este desorden puede resultar poco “visible”. Por lo mismo, este tipo de patologías tendría tratamiento sólo en la medida que quien la padezca sea capaz de reconocerla.

En el caso particular de los hombres, expertos señalan que nuestra cultura tendería a invisibilizar este tipo de comportamiento adictivo. Lo anterior, ya que muchas veces al hombre le es “permitida” cierta adicción al sexo por considerarla “propia de su género y dentro de sus parámetros normales”.

Satiriasis

Esto último, nos hace un llamado a no normalizar conductas patológicas simplemente a través de justificaciones de género. La invitación es a abrir los ojos a este tipo de patologías -que al ser verdaderas adicciones- se mantienen en la sombra, generando gran malestar y necesitando tratamiento profesional.

Satiriasis

Más sobre Psicología y Tendencias

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X