Sífilis: ¿Qué es, cuáles son sus síntomas y cómo evoluciona?

La contraen 5,6 millones de personas en el mundo año a año y aún así, muchas veces no sabemos de qué se trata.

Guía de: Psicología y Tendencias

n22-664x298

La Sífilis es una Enfermedad de Transmisión Sexual (ETS) producida por una batería: La Treponema pallidum. Al ser una ETS, se encuentra entre los principales padecimientos en el mundo y en la mayoría de los países de América Latina. Específicamente para la Sífilis, la Organización Mundial de la Salud (OMS) determinó que 5,6 millones de personas contraen anualmente esta enfermedad.

Tal como otras ETS (como por ejemplo, el Micoplasma genital), se le ha llamado “la gran imitadora” pues sus signos y síntomas son fáciles de confundir con otras patologías y, por ende, se torna difícil de detectar.

Al considerarse una ETS, su contagio es principalmente a través del contacto directo con una úlcera sifílica; lo cual, puede producirse mediante una relación sexual vaginal, anal u oral. También puede ocurrir a través de la sangre; y, por ende, de madre a hijo.

Muchas veces, la sífilis tiene un inicio asintomático. En su fase primaria, suele aparecer una sola úlcera o chancro y éste surge en el sitio donde la sífilis entró al organismo. En su fase secundaria, aparecen erupciones en la piel que producen picazón, fiebre, inflamación de ganglios, dolor de garganta, muscular y de cabeza, etc. En su fase terciaria, se pueden observar dificultad para coordinar los movimientos musculares, parálisis, entumecimiento, ceguera gradual, demencia y otras afecciones orgánicas. Si no hay tratamiento, el daño puede ser grave y causar la muerte.

descarga (1)

Cabe mencionar que las ETS (incluida la Sífilis) no sólo tienen consecuencias médicas o de salud; sino también, comprenden implicancias económicas, sociales y sanitarias de las cuáles también debiesen hacerse cargo las intervenciones en este tipo de enfermedades.

Por ello, se torna fundamental la prevención del contagio con estas infecciones de transmisión sexual. ¿Cómo? Educando sexualmente; asesorando a la población respecto de las prácticas sexuales seguras, la reducción del riesgo y el uso de preservativo; interviniendo en grupos de población clave o en riesgo (trabajadores sexuales, consumidores de drogas, etc.); etc. Aún así, los esfuerzos actuales por contener estas enfermedades no han dado mucho fruto y las ETS han llegado a cifras records los últimos años.

Finalmente, la Sífilis se encuentra dentro del grupo de infecciones bacterianas que generalmente son curables  de manera eficaz con una régimen de antibióticos estricto.

Preservativos-de-grafeno-el-futuro-del-condon

Más sobre Psicología y Tendencias

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X