“¡Te necesito a toda costa!”: El complejo trastorno de personalidad por dependencia

¿Tienes un miedo irracional a estar solo y por ello, pasas de una relación a otra? ¿No sabes tomar decisiones sin consejo y dependes de los demás a costa de ti mismo? Este artículo es para ti.

Guía de: Psicología y Tendencias

Tal como señalamos en el artículo anterior sobre el Trastorno de Personalidad Narcisista, la personalidad es la organización más o menos estable y duradera del carácter, el temperamento, la inteligencia ay el físico de una persona y que determina su forma de adaptación al medio en el que vive .

En este sentido, se habla de trastorno de la personalidad cuando se identifica un patrón constante de experiencia interna y de comportamiento que se aparta acusadamente de las expectativas de la cultura de la persona, de manera generalizada y poco flexible y que ocasiona malestar y deterioro a quien lo experimenta. Dicho patrón debe manifestarse en dos o más de las siguientes áreas: cognición, afectividad, actividad interpersonal y control de impulsos; caracterizándose por alteraciones en el funcionamiento de la personalidad y rasgos de personalidad patológicos.

dependencia1

Así, dentro del grupo de trastornos del tipo ansioso-temeroso, surge el Trastorno dependiente de la personalidad, presente en un 0,5% de la población.

Quienes sufren este trastorno poseen una necesidad general y excesiva de que se ocupen de ellos, ocasionando comportamientos de sumisión, adhesión y temor a la separación. En estos casos, hablamos de dependencia patológica; que genera incapacidad para la toma de decisiones e incluso, puede llevar a tolerar abusos.

Según el Manuel de criterios diagnósticos de la Asociación Americana de Psiquiatría (DSM-V), dicho trastorno se constituye como tal si se cumplen al menos cinco o más de los siguientes criterios:

  1. Tiene dificultades para tomar las decisiones cotidianas si no cuenta con un excesivo consejo y reafirmación por parte de los demás.
  2. Necesidad de que otros asuman la responsabilidad en las principales parcelas de su vida.
  3. Tiene dificultades para expresar el desacuerdo con los demás debido al temor a la pérdida de apoyo o aprobación.
  4. Tiene dificultades para iniciar proyectos o para hacer las cosas a su manera (debido a la falta de confianza en su propio juicio o en sus capacidades más que a una falta de motivación o energía).
  5. Va demasiado lejos llevado por su deseo de lograr protección y apoyo de los demás, hasta el punto de presentarse voluntario para realizar tareas desagradables.
  6. Se siente incómodo o desamparado cuando está sólo debido a sus temores exagerados a ser incapaz de cuidar de sí mismo.
  7. Cuando termina una relación importante, busca urgentemente otra relación que le proporcione el cuidado y el apoyo que necesita.
  8. Está preocupado de forma no realista por el miedo a que le abandonen y tenga que cuidar de sí mismo.

Este tipo de trastornos puede coexistir con otros del tipo de los trastornos depresivos, de la conducta alimentarios, de ansiedad y/o consumo de sustancias. Además, posee un alto riesgo de suicidio.

Por ello y todo lo anteriormente señalado, es imprescindible que estas personas busquen ayuda psicoterapéutica. Si te sientes identificado, no dudes en consultar con un especialista.

miedo-a-la-soledad

Más sobre Psicología y Tendencias

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X