Vuelta a clases: Consejos para padres de niños altamente sensibles

Marzo trae consigo el ingreso de los niños al colegio.

Guía de: Psicología y Tendencias

Marzo trae consigo el ingreso de los niños al colegio.

Esto puede generar un estrés en padres e hijos, tanto si es el primer año de escolaridad para tu hijo o hija o es la vuelta a estudiar.

Si a esto se suma que es un niño altamente sensible, tu preocupación es mayor ya que sabes que probablemente te necesite más, al ser más introvertido que los demás o que su nerviosismo por las situaciones nuevas es mayor que en el caso de la mayoría de los niños.

En esta situación, tiene necesidades diferentes y resguardos que debes tomar para que su tiempo en la escuela sea una etapa agradable.

Primero, ¿qué es una persona o niño altamente sensible como concepto psicológico?

La psicóloga americana Elaine Aron postula que dos de cada 10 personas son considerablemente más sensibles que los demás.

Y que esto provoca que desde niños experimenten las emociones de manera muy intensa, lo que provoca que procesen toda la información que reciben de su medio de manera mucho más profunda.

ninos-en-la-escuela-1024x577

Esto se observa, de acuerdo con las investigaciones de la autora, en que tienen los 5 sentidos muy desarrollados y por esto captan muchos detalles de los distintos estímulos del medio en mayor cantidad e intensidad que el resto de los niños y adultos.

Esto mismo ocurre en cuanto a los sentimientos de las demás personas. Sufren con la tristeza de los demás y desde niños se muestran muy empáticos.

Por ejemplo, en una actividad en los primeros días de clases o en un cumpleaños tu hijo o hija se tomará más tiempo en incluirse en un grupo de niños que no conoce, en un entorno nuevo y eso no es una sorpresa para ti. O es común que te diga que no quiere ir a la fiesta de cumpleaños que lo han invitado y que prefiere quedarse en casa tranquilo con sus juguetes o entretenciones habituales.

También es usual que muestre preferencia por estar con personas conocidas y que se entienda mejor con personas adultas, donde aprende palabras difíciles para su edad y que, sin embargo, las incorpora en su vocabulario diario. Y que, además, dentro de estas conversaciones haga muchísimas preguntas queriendo entender todo a cabalidad mostrando un proceso reflexivo poco común para su edad.

Otra característica de los niños híper sensibles es que pueden mostrar dificultad a los cambios como una mudanza o un nuevo colegio y por esta misma razón el ingreso a la escuela puede ser una gran angustia para los niños y niñas con estas características.

vuelta-a-clases

Si la descripción dada anteriormente te parece similar a las actitudes de tu hijo o hija toma en cuenta estos consejos:

1) Potencia sus habilidades más creativas: es probable que pueda sentirse abrumado por el bullicio dentro de la sala de clases y que tenga dificultad para concentrarse en escuchar a los profesores. Esto puede ser una desmotivación en la escuela. Por esto, busca las actividades en que es bueno y donde muestra mayor interés para incorporar en su rutina diaria. Ya sea como actividad extraprogramática dentro del colegio o fuera de éste.

2) Si tu hijo se muestra mayormente cansado de las clases y sobrepasado con las asignaturas, necesitará ayuda para procesar todos los aprendizajes esperados. Conversa con él de los temas del colegio en un entorno tranquilo y relajado. Permite dar ese espacio en que pueda entregar su punto de vista y preguntas con mayor soltura.

3) Los altos niveles de empatía es una de las mayores características de estos niños y esto puede ser visto o no por sus pares u otras personas de la escuela como una debilidad. Felicítalo por ponerse en el lugar del otro y ayúdalo a aceptarse tal cual es valorando sus buenos sentimientos hacia los demás y ayudando a que canalice los sentimientos de tristeza que le provoca ver que otros la pasen mal. Para que, si bien se preocupe de los demás, esto no implique que lo pase mal por este motivo en su día a día.

4) Genera espacios de conversación sobre cómo estuvo su día, con qué compañeros o compañeras jugó durante el recreo y cómo se sintió durante el día. Los niños altamente sensibles suelen ser más introvertidos y por esta razón les cuesta más manifestar el malestar o angustia que le puedan provocar algunas experiencias de la vida cotidiana en la escuela. Por esto, es importante propiciar espacios de conversación para este tipo de temáticas y establecerlo como una rutina, para que sepan que cuentan con ese espacio para manifestar cualquier situación.

Por último, respeta su necesidad de tiempos en soledad. Si tu hijo o hija prefiere actividades en el hogar y no quiere participar de recreaciones con otros niños no lo obligues. Motívalo a realizarlas en sus tiempos y cuando se muestre de ánimo para hacerlo. Si lo presionamos solo agregaremos más estrés a algo que no debe ser una obligación.

Acompañemos a nuestros niños en etapa escolar a recorrer este camino dentro de sus tiempos, respetando su personalidad y características individuales.

Más sobre Psicología y Tendencias

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios