Inicio » Cocina »

¿Cómo reconocer un buen restaurant?

Ir a un restaurant puede ser una gran experiencia o todo lo contrario. Es bueno saber en qué fijarse para decidir si estamos en el lugar adecuado o bien si se trata de debut y despedida.

Guía de: Cocina

La gran oferta gastronómica que hay en Santiago y en las grandes ciudades hacen que seamos clientes frecuentes de estos lugares, pero si todos los restaurantes tuviesen la categoría de muy bueno o de siete tenedores, la tarea de elegir uno sería muy simple.

Sólo pensaríamos en qué comer y visitaríamos el lugar de la especialidad elegida, para sólo enfocarnos en comer y pasar un buen e inolvidable momento en torno a la mesa. Como esto no existe en la realidad, el trabajo es mayor para discernir entre un restaurant bueno y otro no tanto. ¿Cómo elegir un buen restaurant? Con respecto a esto, a continuación daré recomendaciones respecto de elementos en los que hay que fijarse para reconocer un restaurant:

Cómo elegir restaurant

Foto: Carla Pinilla

La presentación del plato y la limpieza son algunos de los detalles en los que fijarse para elegir un restaurant.

El estacionamiento: Si contamos con este espacio, le dará la tranquilidad de que  su auto no correrá peligro y hará que uno pueda elegir ese restaurant respecto de  otro que no posee estacionamientos. Ahora al entrar en auto al restaurant por la puerta secundaria, muchos de los restaurantes, tienen estacionamientos y uno al bajarse del auto, puede ver la salida de la cocina hacia el sector de basuras y tratamiento de residuos. Complejo es si este sector está mal oliente, con cajas de cartón sucias y sin desarmar para ocupar menos espacio, con basureros sucios y manchados con restos de comida, desperdicios y papeles o desechos fuera de estos. Tengan la seguridad de que habla muy mal de la higiene que puede haber en un restaurant. Ya que si tengo la labor como administrador, dueño o chef de mantener el orden y la higiene y no me interesa este sector que está a la vista del cliente, poco me puede importar la higiene en la cocina, baños y dependencias donde los clientes no pueden ver o pasar.

La llegada al restaurant: En este caso, lo que más hace sentir bien al cliente es ser recibido por alguien, si esto sucede significa que hay alguien que está pendiente de la puerta y que, del otro lado, viene alguien que le interesa al restaurant.

En repetidas ocasiones nos encontramos con que entramos a un restaurant y nadie nos recibe, miramos al bar y el pobre hombre sufre por sacar los tragos, miramos hacia la caja y la cajera está metida en sus labores o mirando el computador, los garzones, por otro lado están distraídos en sus labores no importándoles quien viene entrando.

Lo peor es llegar a la mesa, sin la ayuda de nadie y que esperes 10 minutos en que te traigan la carta.

Explicación de la carta: Una vez entregada por el garzón, debo fijarme de qué manera vende los platos, muchas veces hay conceptos técnicos que no entendemos o algunas preparaciones o palabras que desconocemos; y es aquí donde el garzón debe hacer su labor y vender lo mejor posible lo que el chef quiere ofrecer.

Necesidades de los comensales: Un buen servicio no pasa solo por cumplir con lo protocolar, sino con lo que realmente quiere y pide el cliente, ejemplo, yo soy amante de la Ginger Ale, la que siempre pido con mucho, pero mucho hielo y una rodaja de limón. ¿Qué tengo a cambio en la mayoría de las veces? un vaso con tres hielos (eso es mucho parece en Chile) y sin la rodaja de limón o bien el vaso sin hielo, pero con el limón. Respuesta de esto es que el garzón no está escuchando cuando uno le habla.

La vajilla, cubiertos y platos: Una vez que llegan los platos a la mesa, lo primero que hago es pasarle disimuladamente los dedos por debajo del plato, para sentir que están limpios y sin restos de comida pegados, luego veo que la temperatura del plato sea la adecuada, plato frío para comida fría, plato caliente para comida caliente.

También me fijo en los vasos y copas, deben estar limpios y brillantes, sin restos de gotas secas de agua ni menos manchas en la cristalería, esto muestra que hay dedicación por los detalles además de que la higiene está en todas partes.

La comida: Cuando el garzón, presenta los platos con comida y ya he revisado lo que detallo en el párrafo anterior, veo la presentación de los componentes del plato, con el fin que sea un plato atractivamente montado y me inste a comerlo.

Las texturas deben ser las correctas, estas siempre se relacionan con los tipos de cocciones que le dan a los productos, las salsa deben ser semilíquidas y no espesas casi como una pasta acuosa, las verduras deben ser de verde intenso y no opacas, el aroma que debe tener la comida debe ser atractivo y que den ganas de comerlo, el sabor debe ser el característico desde el principio.

No cometa el error de agregar sal antes de probarlo, ese es un mal de nuestro país que condimenta antes de probar la comida. Existen varias razones para fijarse y catalogar a un restaurant como bueno o no, por eso seguiré escribiendo sobre este tema en un segundo artículo.

Más sobre Cocina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X