Inicio » Cocina »

¿Cómo comprar mariscos frescos?

Como la demanda es mayor, a veces se pueden correr algunos riesgos cuando no compramos en lugares establecidos. Ponga atención a estas recomendaciones.

Guía de: Cocina

El fin de Semana Santa el consumo de mariscos y pescados aumenta considerablemente, es tal el requerimiento de estos insumos que la mayoría sólo quiere comer  mariscos y pescados.

Como la demanda es mayor, a veces se pueden correr algunos riesgos cuando no compramos en lugares establecidos, por esto les recomendaré algunos tips a seguir con el fin de pasar un tranquilo fin de Semana Santa sabiendo cómo comprar mariscos frescos:

1.- Siempre compre en un lugar establecido (si gusta puede pedir los papeles que acrediten las autorizaciones de la autoridad sanitaria).

Comprar mariscos

Foto: Felipe Gozález

Siempre compre los mariscos en un lugar establecido.

2.- Todos los mariscos que se compran frescos, deben estar vivos, para cerciorarse de que lo están, les recomiendo golpearlos unos con otros, si estos se mueven es muestra de su frescura.

3.- Todos los bivalvos (dos conchas) deben estar semi cerradas y si al cocinarlas estas no se abren, deben ser eliminados.

4.- El olor de los mariscos debe ser un aroma agradable a mar, si hay olor a amoníaco u otro aroma diferente, es señal de que están descompuestos.

5.- Si son congelados, prefiera los que son IQF sigla en inglés que significa glaseado de hielo individual, si las bolsas están con derrame de hielo concentrado en bloques y no se pueden distinguir un marisco del otro, significa que perdió cadena de frío y en algún momento hubo descongelación de los productos.

Además de las características para poder adquirirlos, es bueno considerar algunas recomendaciones para preparar mariscos en esta Semana Santa.

1.- Los mariscos no adquieren cocción con el jugo de limón, LOS MARISCOS SÓLO SE COCINAN CON CALOR de fuego, agua hervida y de aceite caliente.

2.- Siempre cocine los mariscos por un mínimo de 10 minutos.

3.- Antes de preparar los mariscos debe lavarlos bajo un chorro del agua fría.

4.- Consuma los mariscos en el día de su compra, si deja mariscos preparados para el otro día, guárdelos y refrigérelos en contenedores herméticos, sólo de un día para otro, de lo contrario puede existir contaminación o proliferación bacteriana en la preparación a base de mariscos.

5.- No guarde mariscos con verduras que puedan producir fermentación como perejil, cilantro, tomates, lechugas, cebollas, cebollines, etc. Existen posibilidades y se puede correr riesgos que estos se descompongan.

Si respeta estas recomendaciones, podrá disfrutar de un buen momento en familia, con los seres queridos y tratando de hacer este fin de semana santo un momento de reflexión y de descanso, al fin y al cabo ese es el único objetivo.

Más sobre Cocina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X