¿Cómo liberarnos de nuestras limitaciones? Tres aspectos fundamentales

Para barrer con todas las limitaciones que nos impiden ser más y lograr más, es necesario un cambio de switch basado en acciones permanentes y sostenidas en el tiempo.

Guía de: Espiritualidad

En el mundo en que vivimos nos encontramos a menudo sintiéndonos presos de nuestros sueños no cumplidos, de nuestros deseos reprimidos, de las deudas que hay que pagar, de nuestra rutina y responsabilidades. El tiempo destinado para explorar nuestra alma y encontrar un verdadero punto de equilibrio se hace particularmente difícil en un mundo que se nos presenta muy material, caótico y externalizado.

Pero es este mundo en que vivimos, querámoslo o no, lo único que tenemos, y por lo mismo, es necesario aceptarlo inicialmente exactamente como es, para luego, en base a nuestra propia determinación, despertar una chispa de cambio comenzando desde nuestro propio mundo interno.

Nuestras limitaciones nacen en nuestra cabeza, la que a menudo se lo pasa juzgando aquello que está mal en nosotros, maximizando hasta nuestros más pequeños defectos y errores, yendo de un lado para otro en medio de miles de pensamientos sin sentido y mermando en muchas ocasiones nuestra propia capacidad de enfocarnos y sentirnos libres.

liberarnos limitaciones

Foto: El Mercurio

La libertad, desde mi experiencia, no nace de estar en un lugar físico determinado: Es un estado interior, de calma, de caminar a través de lluvias, aglomeraciones y situaciones poco favorables con determinación, sabiendo que, si bien estamos presentes en el momento, no somos eso, sino que, en perspectiva, estamos en un plano superior.

Para barrer con todas las limitaciones que nos impiden ser más y lograr más, es necesario un cambio de switch basado en acciones permanentes y sostenidas en el tiempo. Tal como aprendemos a adquirir nuevos hábitos, es en este caso fundamental el incorporar algunos aspectos en nuestro interior de modo de poder sellarlos como raíces potentes y beneficiosas para nuestro cotidiano:

1)    Agradecer: Enfoquémonos en todo lo bueno que tenemos. Tenemos salud, somos autosuficientes, tenemos una ocupación, personas que nos quieren y una razón por la cual levantarnos todos los días. El tan solo pensar en eso y repetir mentalmente la palabra “gracias” cada vez que podamos, nos revitaliza y nos sitúa en un lugar de perspectiva respecto a tantas otras miles de realidades. Démonos cuenta que  somos realmente valiosos y que nuestras virtudes son únicas y son una contribución al mundo.

2)    Centrarnos en este momento: Enfocarnos en nuestra respiración al 100% hace que dejemos que nuestra mente nos dirija de un lado para otro, llevándonos al pasado o pegándonos con algún juicio negativo hacia nosotros.

3)    Confiar: Tener confianza es depositar nuestra energía, alegría y esperanza en nuestro corazón. Todo puede cambiar en nuestra realidad y en nosotros está el ser protagonistas de nuestros mayores cambios.

Liberarnos de nuestras limitaciones es nuestra tarea personal e interna de todos los días. Mi invitación es a disfrutar el proceso dentro de un entorno dinámico y una vida que es corta en nuestra dimensión física. La clave para ello está en querer y en pasar a la acción con determinación.

Más sobre Espiritualidad

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X