10 consejos para atraer una vida feliz y plena: ¿Cómo conseguirlo?

En nuestro interior tenemos todas las respuestas. Por ello, tener una vida más feliz y plena depende de cuán conectados estemos con nuestro corazón.

Guía de: Espiritualidad

Ya sea en el seno de nuestro hogar, en nuestro trabajo o en nuestras relaciones, es inevitable tener momentos de confusión y falta de norte con cierta frecuencia. Nos cuesta recordar la grandeza de quienes somos y lo que somos capaces de crear en nuestra vida. Es por eso que alimentamos lo opuesto a lo que vibra en alta frecuencia, que es el amor, la alegría sin motivo, la alta Fe y la dichosa expectativa de lo que la vida nos presenta a diario. En vez de pensar y sentir en esta frecuencia, sincronizamos la tristeza, el temor intenso, la falta de claridad, la desesperanza y la sensación de que no somos capaces de lograr aquello que deseamos hacer.

vida-feliz-plena

Esto es, en gran parte, responsabilidad de nosotros mismos y de las elecciones que vamos tomando en cada momento de nuestras vidas. Nuestra mente y nuestro corazón funcionan en conjunto, y el cómo pensemos y nos sintamos regularmente depende de los hábitos que desplegamos en  nuestra esfera espiritual. No se trata necesariamente de ponernos en posición de loto todos los días, sino de algo mucho más profundo y sencillo: Cultivar nuestro jardín con las semillas más fructíferas. A continuación, comparto con todos diez consejos que constituyen poderosos recordatorios para atraer una vida feliz y plena:

1) Se trata de tu vida, no la de los demás: Ya sea para tomar aquellas decisiones que son para nosotros y que no van a dañar a terceros, es necesario tener en cuenta que esta vida es nuestra única oportunidad para desplegar nuestros talentos y virtudes, y experimentar el amor.

2) Eres mucho más fuerte de lo que piensas: Nuestra fortaleza se pone a prueba en momentos duros; pero también la podemos desplegar al momento de plantearnos nuevos desafíos. Atrevámonos a ir soltando nuestras limitaciones y atrevernos a ser y hacer más.

3) Tú no eres las mentiras que piensas acerca de ti: Solemos boicotearnos con tremenda facilidad, sintiéndonos pequeños o incapaces cuando nos enfrentamos a algo nuevo, o cuando no sentimos el amor de otros. Somos amor, la alegría y todas las emociones más elevadas contenidas en nosotros mismos. Exploremos dentro de nosotros.

4) Tú no eres tu pasado; y tu pasado no es tu futuro: Pudimos cometer errores en el pasado; pero la vida se trata de eso, de vivir para aprender, y crecer con ello para ir encausando con mucha mayor precisión y amor nuestro camino. Nuestro momento de cambio es ahora.

5) Mientras más gratitud practiques, más abundancia obtendrás: La gratitud es una poderosa herramienta para devolvernos al momento presente y conectarnos con una alta frecuencia. Cada vez que nos sintamos en desazón, repitamos mentalmente la palabra “gracias”, como si saliera desde nuestro corazón. Tengamos presente, además, que mientras más agradecidos nos sintamos por vivir y por lo bueno en nosotros, más cosas buenas obtendremos.

6) Tú tienes el poder de transformar positivamente tu vida: En el fondo sabemos que deseamos aquello que es transversal a todos: Vivir en alegría, sintiéndonos dichosos, plenos en nuestras capacidades y agradecidos de la vida. Pues bien, eso no es algo lejano; lo que necesitamos internalizar es que, para atraer lo mejor hacia nosotros, necesitamos sentir eso en neutro corazón y pensarlo en neutra mente, e ir actuando tal como si eso que ya deseáramos para nosotros, existe.

7) Mereces tener todo el éxito y cumplir tus sueños: Si nuestro éxito y nuestros sueños traerán beneficios para nosotros mismos y para otras personas, adelante! Sintámonos merecedores de lo mejor para nosotros, porque lo estamos deseando, y caminando hacia allá. Procuremos  tomar pequeñas acciones cotidianas para conectarnos con nuestro corazón con mayor frecuencia.

8) Trátate con respeto a ti y a los demás: Respetarte es amarte, y es la base de las buenas relaciones con el resto. Aceptemos y respetemos a otros en su unicidad. Eso hará que ellos también nos acepten y respeten en nuestras decisiones y nuestro camino.

9) Busca el amor incondicional hacia ti mismo: El amor incondicional es aquel que es ilimitado y sin condicionantes. Tal como las madres hacia sus hijos, necesitamos cultivar ese amor para con nosotros. Mientras más nos amemos, más amor atraeremos de vuelta y se verá manifestado en diversas bendiciones.

10) Tu corazón tiene plena claridad y amor: Nuestro corazón siempre sabe, y es una extraordinaria brújula para reorientarnos y saber qué decisión tomar en nuestra vida. Nuestra mente suele jugarnos trucos y por ello es necesario entrenarla. Si sentimos que algo va bien, cerrando los ojos y siendo completamente honestos con nosotros mismos, nuestra vida tendrá mucha más claridad y visión.

En nuestro interior tenemos todas las respuestas a nuestras preguntas elementales. Por ello, tener una vida más feliz y plena depende de cuán conectados estemos con nuestro corazón y de la práctica de los mejores hábitos que nos han de llevar a lo más alto y a lo más profundo de nuestra vida.

Más sobre Espiritualidad

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X