7 hábitos para ser más felices y saludables: ¿En qué debemos fijarnos?

Si deseas cambiar algo en ti, tienes que comenzar dirigiéndote hacia tus propias fortalezas, dones y talentos. Estos siete hábitos, sin duda, pueden hacer una gran diferencia.

Guía de: Espiritualidad

Todos conocemos bien el poder que ejercen los hábitos en nuestra vida. Sea para bien o no tan bien, ellos conforman nuestros patrones de comportamiento rutinario y casi automático, intrincados en nuestra mente como elementos raíz.

Todos queremos, por otro lado, lograr un estado de balance en nuestro cotidiano; sin embargo, suele ser tan complejo la mayor parte del tiempo, verdad? Respecto a esto último, tengo una buena noticia: Tan solo el hecho de entrar en este blog y leer este artículo son un avance y una señal de que, dentro de ti, te estás poniendo en acción para encontrar respuestas e integrar fragmentos de mayor libertad, claridad y energía para enfrentar tu día a día.

Hábitos para ser Más Felices

Foto: Internet

Desde mi experiencia personal, soy un convencido de que, si deseas cambiar algo que no te gusta en ti, tienes que comenzar dirigiéndote hacia tus propias fortalezas, dones y talentos. Es por eso que comparto estos siete hábitos que, sin duda, pueden hacer una gran diferencia en ti y en tu entorno:

1) Gratitud diaria: Que la primera palabra que digas mentalmente al despertarte y antes de dormir sea “gracias”. El poder de la gratitud logra abrirte los ojos, volver a tu centro y tener una mayor perspectiva de las cosas. Si sientes que pierdes tu tiempo pensando cosas sin sentido, solo reemplázalos repitiendo gentilmente esta palabra cuantas veces quieras.

2) Confía: Muchas veces queremos imprimir un control excesivo a cada uno de los aspectos de nuestra vida. Sin embargo, la vida es un misterio y las circunstancias pueden cambiar de un momento a otro, querámoslo o no. Confiar es acerca de hacer nuestra parte con amor y dedicación, pero a la vez soltar y ser flexibles ante las infinitas variaciones de nuestro entorno. Todo tiene finamente un sentido y un porqué.

3)   Sonríe: La sonrisa genera efectos tremendamente beneficiosos a todo nivel. Activa endorfinas, estimula nuestro cuerpo y mente e inspira a otros a elevar su estado de ánimo. En este sentido, sonreír como nuestra herramienta y refugio cotidiano es un hábito elemental a desarrollar.

4) Sé generoso: La generosidad va de la mano con la abundancia. Si das a los demás, ya sea a través de acciones solidarias, monetarias o amables, y disfrutas de estos gestos, tu vida se irá llenando de pequeños detalles de bondad y tu energía será radicalmente distinta.

5)   Cuida tu cuerpo: Nuestro cuerpo y mente son una unidad. Por lo tanto, si quieres tener una mayor autoconfianza y comodidad contigo mismo, es importante cuidar tu salud, comiendo adecuadamente, bebiendo suficiente agua, ejercitando, evitando excesos y con ello alineando tu salud física y mental.

6)    Rodéate de mayor positivismo: Comienza a observar aquello que piensas y hablas. Hay mucho negativismo, quejas y crítica hacia el entorno? Entonces, da un nuevo paso ahí. Cada vez que vayas a emitir un juicio hacia algo o alguien, cambia el foco hacia algo que puedas apreciar en el momento: El buen clima, el detalle que tuvieron contigo, la última buena compra que realizaste, entre tantos otros ejemplos. A su vez, es recomendable leer algo sobre conciencia, rodearte de personas que te ayuden a ser más o enfocarte en hacer lo que amas con mayor frecuencia.

7)    Recuerda tus talentos: Esto nunca se debe olvidar. Cada uno de nosotros tiene un talento especial que, una vez descubierto, nos brinda pasión y propósito. Cómo descubrirlos y potenciarlos? Realizando el hábito número 1 tanto como puedas.

Estos siete hábitos son un gran comienzo para el día a día. Enlistarlos e irlos realizando sistemáticamente  es una de las tareas más importantes que podemos hacer por nosotros. La invitación ya está hecha.

Más sobre Espiritualidad

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X