9 creencias para atraer la grandeza a nuestra vida

Atraer nuestra grandeza interior es un hábito a desarrollar. Realiza esta práctica recordatoria y verás que tu vida se despliega con mayor claridad y alegría.

Guía de: Espiritualidad

Conocemos el poder de las afirmaciones y nuestras creencias personales para mejorar nuestra percepción del mundo y de nosotros mismos. Sabemos que queremos ser exitosos en lo que emprendamos, y por lo mismo, es necesario contar con varias creencias raíz que nos ayuden a encaminarnos hacia la grandeza personal.

Ahora bien, el éxito personal se puede medir desde distintas ópticas; pero, esencialmente, éste va dirigido hacia el logro de metas que nos eleven y nos hagan ser personas que vibremos en una frecuencia más elevada.

9-creencias-grandeza

Para ello, las siguientes nueve creencias nos ayudarán en nuestro camino al éxito:

1. Enfrentar las dificultades como oportunidades: Cada dificultad debiese permitir el hacernos dos preguntas fundamentales: “¿Cómo soluciono esto?” y “Qué aprendizaje estoy obteniendo de esta situación?”

2. Lo que es importante es crear valor: Para encontrar y generar valor agregado a tu vida, es necesario enfocarnos menos en las cosas materiales y más en encontrar una sensación interna de propósito y significado. Cómo cultivar esto? Siendo generosos y agradecidos por lo que ya somos y tenemos.

3. Soltar el querer anticipar todo: Enfoquémonos en nuestro aquí y ahora, que es el momento en el que podemos realmente cambiar y hacer una diferencia. Está muy bien proyectarse y anticipar, pero de antemano sabiendo que la vida no es lineal, sino llena de altibajos y situaciones a sortear para así crecer.

4. Los miedos son a menudo una señal de que algo vale la pena hacer: Los miedos nos confrontan con nuestra grandeza y lo que somos capaces de hacer. Sin estar relacionado específicamente a realizar acciones extremas, esto va dirigido a algo que tememos, pero que interiormente deseamos. Caminemos en esa senda y atrevámonos a ser y hacer más.

5. Las pasiones y metas deben ser una prioridad: Nuestras metas, sueños y aspiraciones personales son el motor que nos motiva a ser y hacer más por nosotros y por nuestro entorno. Que todo nuestro mundo vaya encausándose hacia ello, para así vivir de un modo mucho más radiante.

6. Tu tiempo es sagrado: Haz el esfuerzo por distribuir tu tiempo de modo de destinar momentos para tu cuerpo, tu mente y tu alma. Los extremos son siempre perjudiciales, por tanto, sé consciente que trabajar demasiado afectará a tu cuerpo y tu mente, así como tener demasiado tiempo procastrinando también afecta a tu mente y alma. Pide ayuda al Universo para disfrutar de mejor manera tus momentos.

7. Resultados positivos son el producto de acciones diarias positivas: Eres aquello que piensas más constantemente; por tanto, enfócate en agradecer desde tu corazón y clamar que todo lo bueno llegue a ti.

8. La perfección es una fantasía: Somos seres humanos, con un aspecto humano y divino; por ello, vivimos la dualidad de sentirnos imperfectos cuando, en realidad, la perfección está en nosotros. Sólo concentrémonos en lo bueno de nosotros, y así seguirá aflorando la perfección divina dentro nuestro.

9. Eres 100% responsable por tu vida: No somos víctimas, sino creadores. Dejemos de lado los “no puedo”, “no soy merecedor” y tantas influencias mentales negativas. Tomemos control de nuestra vida y vayamos siempre hacia la obtención de lo mejor para nosotros.

Atraer nuestra grandeza interior es un hábito a desarrollar diariamente. Realiza esta práctica recordatoria diariamente y verás que tu vida se despliega con mayor claridad y alegría.

 

 

Más sobre Espiritualidad

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X