Cinco claves para sentirnos realmente exitosos

Para sentirnos exitosos debemos tener una experiencia interna de plenitud, la cual desarrollamos a través de cultivar aquellas cosas que nos hacen vibrar.

Guía de: Espiritualidad

La gente a menudo piensa que solo un porcentaje reducido de las personas realmente triunfan en la vida, y que con ello, se sienten plenas y satisfechas con la misma.

Lo cierto es que, en nuestra sociedad actual, existe una idea y un molde bastante sesgado de lo que significa “triunfar en la vida”, traduciéndolo en requisitos estáticos y externos, que nos uniformizan: Ser reconocidos por un gran número de personas, tener mucho dinero y poder influir en muchas personas son tres aspectos centrales de este éxito externo que opera a un nivel bastante superficial y nos aleja de nuestra fuente verdadera de dicha y plenitud.

El resentimiento y la sensación de fracaso que se pueden generar al no encajar inicialmente en estos “patrones” sociales de éxito nos debe llevar a tomar un camino de honestidad plena con nosotros mismos y escapar de las externalidades y comparaciones que nos alejan del foco principal.

Personas exitosas

Para ello, es muy importante evaluar algunos aspectos relacionados con nuestro fuero interno y que van en directa relación con una nueva ruta de plenitud personal, que si bien no excluye el adquirir bienes y metas externas, sí engloban un estado más completo del ser y de disfrutar:

  1. Los problemas que enfrentamos son “oportunidades”: Siempre estaremos rodeados de situaciones que no serán del todo favorables para nosotros. En este sentido, más que preocuparnos, es mejor ocuparnos y convertir esa situación de mejora para nosotros mismos y el resto.
  1. Las pasiones y metas deben ser tuyas: Si bien es cierto que podemos coincidir en puntos comunes de satisfacción personal, es la acción reiterada de aquellas cosas que nos generan mayor alegría y crecimiento personal las que valen la pena realizar, ya que nos reportará un nivel de bienestar y felicidad muchísimo mayor, y más estable.
  1. La perfección es una fantasía: Dejemos de juzgarnos por no ser perfectos. Los seres humanos somos perfectos en nuestras imperfecciones, y son ellas las que nos hacen únicos y nos inspiran a ahondar profundo en nuestro corazón, despejando la ilusión de los deseos ajenos y llevándonos por el cauce de los propios.
  1. Yo soy 100% responsable de mi vida: Nuestras decisiones erradas o aquellas en las que sabemos no hemos seguido el camino correcto, son perfectibles. Lo importante es asumir todas y cada una de nuestras decisiones conscientes y, de esta manera, elegir a conciencia todo aquello que queramos para nuestros días.
  1. Nuestro proceso de mejora continua: Si nos proponemos ir mejorando como seres humanos, poniéndonos desafíos y dando pequeños pasos de progreso, nos encontraremos con una vida mucho más atractiva y en la cual nos iremos dando cuenta de nuestro foco. La vida es un aprendizaje continuo.

Para sentirnos realmente exitosos debemos tener una experiencia interna de plenitud, la cual desarrollamos a través de cultivar aquellas cosas que nos hacen vibrar, y vibrando con la vida. Este, sin duda, es un gran viaje a explorar.

Más sobre Espiritualidad

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X