¿Cómo aplicar la diversión en nuestro día a día? 14 ideas para lograrlo

La diversión es un fenómeno que tiene implicancias en el desarrollo y crecimiento del ser humano.

Guía de: Espiritualidad

diversion-1

Cuando escuchamos el término diversión vienen a la mente ideas e imágenes de experiencias alegres y festivas en diversos momentos de la vida. Si vamos un poco más profundo, la diversión va asociada a la generación de emociones positivas y experiencias que aportan a nuestra felicidad, al desarrollo emocional y a mirar la vida con una actitud más positiva.

La diversión es un fenómeno que tiene implicancias en el desarrollo y crecimiento del ser humano. Esos lapsos de tiempo en los que gozamos y encontramos placer nos hacen sentir contentos, relajados y en disfrute. En este sentido, existen muchas maneras de divertirse, dependiendo de los intereses y deseos de cada persona,  y cada cual puede elegir la suya, siempre y cuando no interfiera en la tranquilidad y libertades de otros. Va de la mano con la alegría y la risa, ambas propulsoras de una actitud más positiva, clara y más relajada frente a la vida.

Al respecto, diversas investigaciones demuestran los efectos benéficos para la salud que tienen la risa y la alegría, provocando desde el cerebro la secreción de endorfinas, hormonas relacionadas con los estados de bienestar, contribuyendo a mejorar nuestras defensas ante virus o bacterias, siendo los estados contrarios -como la tristeza y la depresión- favorecedores de alteraciones del sistema inmune y procesos de enfermedad.

La relevancia de la risa y la diversión ha generado un impacto tal que ha llevado a muchos países a incluir -como parte del tratamiento en oncología pediátrica- la presencia de payasos o cómicos que provocan la risa en los niños. Por otra parte, se ha visto también en distintos países la necesidad de implementar actividades semejantes para provocar la risa y la alegría en los adultos, de manera que pueda ser utilizada también como una estrategia de promoción y prevención de nuestra salud física y mental.

Dentro de los beneficios de cultivar la diversión se encuentran los siguientes:

  • Libera endorfinas que disminuyen o eliminan el dolor y producen una sensación de bienestar general.
  • Disminuye  la tensión y ansiedad.
  • Mejora la respiración y circulación.
  • Fortalece nuestro sistema inmunológico.
  • Favorece las relaciones interpersonales.
  • Beneficia nuestra autoestima.
  • Nos invita a enfrentar la vida positivamente.
  • Nos hace capaces de encontrar mejores soluciones a nuestros problemas.

Ahora bien, es muy frecuente hablar de diversión en épocas de fiestas y vacaciones. Pero ¿qué pasa en nuestro cotidiano? ¿tenemos una actitud festiva frente a la vida?

Cómo podemos activar la diversión en nuestro día a día

Es muy importante recuperar la capacidad de ser lúdicos y de divertirnos que teníamos cuando éramos niños. Lo esencial, en este aspecto, es encontrar aquello que nos divierte. Este gran paso nos abrirá las puertas a buscar las cosas que alguna vez pensamos y que finalmente dejamos solo en la frase “me hubiera gustado…” o “algún día…”. En concreto, nada de esto se hará realidad si no actuamos.

Algunos tips que nos pueden ayudar a divertirnos son los siguientes:

  1. Hacer una lista de las actividades que disfrutábamos cuando éramos  niños y adolescentes.
  2. Crear otra lista con las cosas que te gustaría hacer y otra con las que te gustaría tener.  Luego compáralas.
  3. Organizar tu rutina para tener tiempo disponible.
  4. Llamar a tus amigas y amigos para que se junten.
  5. Salir a caminar por 15 minutos.
  6. Jugar con tus mascotas.
  7. Escuchar música.
  8. Planear un viaje y, si es posible, viaja.
  9. Buscar una plaza cerca de tu casa o trabajo.
  10. Ir al cine, teatro, concierto, entre otros.
  11. Leer chistes.
  12. Buscar una película que te guste mucho y vuelve a verla.
  13. Tener un pasatiempo como pintar, escribir, bailar, coleccionar algo.
  14. Nunca decir que algo no te gusta si no lo has realizado alguna vez.

¡Todo vale la pena si te hace reír!

Más sobre Espiritualidad

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X