¿Cómo aprender a querernos y valorarnos más?

Tener un alto nivel de autoestima y valor propio son el primer paso para conseguir una vida próspera.

Guía de: Espiritualidad

El desarrollo de nuestra autoestima es fundamental en el mundo moderno, que se caracteriza por un alto nivel de individualismo, competitividad y enfoque en el logro material y la aprobación externa como símbolo de status y de realización personal. Tenemos el pensamiento arraigado de tener que estar sentimentalmente ligados a alguien o de lograr ciertas metas o bienes a cierta edad para sentirnos exitosos, lo cual genera mucho estrés, sobreexigencia y, por sobre todo, una distancia abismal respecto a lo que es nuestro propio proyecto de vida.

Si bien es cierto la adquisición de metas externas y logros materiales nos ayuda a vivir mejor y sentirnos bien, es de suma importancia recordar que “como es adentro, es afuera”; es decir, que en la medida que nos conozcamos más, seamos conscientes de nuestro valor y nos queramos y apreciemos por sobre todo internamente, tendremos una experiencia de vida mucho más feliz y completa.

quererte-mas-1

Por ello, es básico el aprender a cuidarse y quererse cada día, y comprender que tener un alto nivel de autoestima y valor propio son el primer paso para conseguir una vida próspera. Es también clave el aprender a apreciar el valor de las cosas más simples, dejar a un lado las quejas y tener una actitud fuerte para solventar todo el devenir de experiencias que se van desplegando en nuestro camino.

Beneficios de una buena autoestima

Tener una buena autoestima tiene que ser el arma principal para poder enfrentar los retos del día a día y contiene una serie de beneficios para nuestra salud mental y física:

  • Aumenta y mejora nuestra capacidad de lidiar con el estrés.
  • Mejora nuestro sistema inmunológico y, con ello, somos menos propensos a sufrir de enfermedades o bien las combatimos más rápidamente.
  • Mejora nuestro humor y la flexibilidad ante diversas situaciones.
  • Permite un mayor desarrollo de nuestro potencial.
  • Nos facilita la interacción y las relaciones saludables con otras personas.
  • La buena autoestima es contagiosa, lo cual puede ayudar a mejorar la autoestima de las personas a nuestro alrededor.
  • Afrontamos de mejor manera las situaciones adversas que van ocurriendo en nuestra vida.

A continuación, comparto a modo de resumen algunas consideraciones finales para activar nuestra autoestima:

  • Aceptarnos tal cual somos: Para poder aspirar a tener una buena autoestima es fundamental primero conocernos a nosotros mismos. Analizar nuestras ventajas, talentos y áreas a mejorar nos permite trazar un plan para ir creciendo positivamente como personas.
  • No compararnos con los demás: Somos personas únicas y con talentos únicos. Uno de los principales ingredientes para una buena autoestima es el tener como parámetro nuestra versión anterior para así ir mejorando y subiendo al siguiente escalón. Si bien tenemos referentes que nos inspiran, siempre es importante insistir en nosotros y en nuestro interior.
  • Rodearnos de personas afines: Es importante tener un círculo de amigos y gente cercana que no solo nos hagan sentir a gusto sino que sean parte de esa fuerza impulsora que nos permita ir sacando lo mejor de nosotros mismos y así ser mejores personas.

Más sobre Espiritualidad

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X