¿Cómo aprender a valorarnos más? Tres consejos básicos

A través de simples acciones, podemos mantener un ancla sólida con la cual salvaguardar todos nuestros puntos buenos y fortalecerlos.

Guía de: Espiritualidad

Es muy frecuente que en nuestros días ocupados perdamos el rumbo y el centro. Nuestra tendencia habitual a vivir hacia el afuera, pendiente de lo que opinen los demás de nosotros y de nuestra búsqueda constante de aprobación y validación personal, nos hace confundirnos y mantenernos en la esfera de nuestra mente, con escasa conexión hacia nuestro corazón y manteniéndonos en un espacio de constante pequeñez ante el mundo.

Si bien es importante no juzgarnos frente a esto, sí lo es el atender a la necesidad inherente a nosotros: La búsqueda de nuestra verdadera identidad; aquella que no ha de alimentar nadie excepto nosotros mismos, y de la cual somos 100% responsables.

valorarnos-mas

Aprender a valorarnos más, en un mundo que suele presentarse vacío, externo y lleno de superficialidades, no es tarea fácil a veces. La buena noticia es que, a través de simples acciones, podemos mantener un ancla sólida con la cual salvaguardar todos nuestros puntos buenos y fortalecerlos como nuestras herramientas clave de supervivencia emocional. Los siguientes son consejos básicos para traer de vuelta nuestro valor personal:

1) Hacer una lista de nuestros puntos buenos: Esta acción es sumamente poderosa, pues contempla el tomar algunos minutos para escribir todas aquellas cualidades (internas y externas) que nos gustan de nosotros mismos y nos llenan de orgullo. Es increíble la cantidad de aspectos positivos que podemos encontrar en nosotros con tan solo escribir la lista. Repasémosla y pulámosla si así lo consideramos., y guardémosla en un lugar de fácil ubicación.

2) Hacer una lista de gratitud: Dar las gracias por todo lo que tenemos en este momento es otro aspecto de valoración y apreciación hacia nuestro mundo externo, aquel que hemos ido construyendo en base a pensamientos, acciones y a la percepción que tenemos de nuestra propia vida. No escatimemos en palabras y repasemos esta lista. Asegurémonos de, también, mantenerla en un lugar de fácil y rápido acceso.

3) Hacer de nuestras listas nuestra fortaleza: Cada día, al comenzar el día, al terminarlo y cada vez que nos sintamos confundidos, tristes o sin entusiasmo, leamos ambas listas lentamente, y demos las gracias mentalmente por todo el poder que reside en nosotros y que podemos traer a nuestra vida. Las posibilidades de cambio son infinitas, y por lo tanto, siempre es momento de valorarnos más cada vez.

La importancia de valorarnos a nosotros mismos y a nuestras cremaciones es fundamental para vivir una vida con mayor sentido y propósito. Salvaguardar nuestras cualidades y hacer de ellas nuestro escudo y soporte es una de nuestras labores fundamentales, sino la más importante de todas.

Más sobre Espiritualidad

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X