¿Cómo comenzar de mejor manera nuevos proyectos? Aprende a enfrentar tus miedos

Comenzar nuevos proyectos tiene una cuota inicial de temor e incertidumbre respecto al paso que se está dando.

Guía de: Espiritualidad

nvos-proyectos-f

Cada vez que comenzamos un nuevo proyecto o intentamos hacer algo nuevo, podemos sentir temor y dudar inicialmente de nuestras verdaderas capacidades o éxito en este nuevo rumbo que se nos avecina.

Ahora bien, es importante tener en cuenta lo que dice esta conocida frase: “Si haces lo que siempre has hecho, obtendrás lo que siempre obtienes”. Hacer cambios y emprender nuevos proyectos es parte del dinamismo de la vida. Estos nos hacen crecer, enfrentar nuevos desafíos y poner a prueba nuestras capacidades y talentos a menudo ocultos bajo la superficie y nuestra rutina, que muchas veces constituyen nuestra zona de confort.

Por ello, es importante tener en cuenta algunos consejos relacionados a nuevas decisiones y cambios que vienen a nosotros, ya sea gatillados por nosotros o por circunstancias externas:

1.- Todo experto comenzó como un principiante: Personas que se desempeñan de manera brillante en un área no comenzaron así. Por ello, no compares la manera en que comienzas tú con el estado de avance de alguien más. Está bien cometer errores, equivocarse y luchar. Lo que no está bien es pensar que los errores, los fracasos y la lucha sean estados permanentes del ser. Son simplemente un puente que debes cruzar para llegar a eso que tanto anhelas.

2.- La práctica es cómo tú aprendes: Esta es una poderosa frase para decir cuando estás intentando dominar algo nuevo. Es un recordatorio para dejar de enfadarte con cada error, y para que reconozcas que esto es parte de la curva de aprendizaje. Si te encuentras en medio de una montaña rusa de emociones poco gratas, pausa y repite: “La práctica es como tú aprendes”. Repite esta frase unas cuantas veces necesites antes de comenzar algo nuevo, para asegurarte de sentirte preparado para lo que sea que venga en tu camino.

3.- El miedo es el estímulo de la naturaleza: El miedo ofrece la misma energía que un shot de adrenalina, acelerando nuestra  respiración y manteniéndonos en situación de alerta. De hecho, el miedo, cuando se canaliza apropiadamente, se puede convertir en tu mejor aliado. Por ello, es recomendable llamar al miedo como el estímulo de la naturaleza. Cuando te enfrentes a un trabajo o situación que te genere temor, renombra aquello que enfrentas como algo emocionante.

4.- Dedícate a hacer hábitos de quince minutos: Si deseas crear grandes cambios en tu vida, haz un buen hábito por 15 minutos diarios. Por ejemplo: Hacer una rutina de 15 minutos de ejercicio cada mañana y 15 minutos de limpieza cada tarde. En la cultura japonesa, este concepto de dar pequeños pasos y que generan una gran mejoría en tu vida se llama kaizen. Ellos creen que si te entrenas en hacer una tarea por quince minutos, diariamente, en última instancia serás capaz de hacerlo por más tiempo, porque estás fortaleciendo tus patrones neuronales con ello.

El comenzar nuevos proyectos tiene una cuota inicial de temor e incertidumbre respecto al paso que se está dando.  En este caso, es importante sentirnos fortalecidos y valorar nuestras decisiones. Con práctica y estos consejos, podemos hacer una diferencia.

Más sobre Espiritualidad

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X