¿Cómo construir relaciones saludables? Consejos de gran ayuda

Las relaciones saludables nos aportan bienestar y una experiencia de vida más vibrante y plena.

Guía de: Espiritualidad

relaciones-saludables-1En general, las relaciones saludables son aquellas que nos aportan bienestar y una experiencia de vida más vibrante y plena. Ya sean nuestros amigos, una pareja, nuestra familia o grupos de apoyo, lo importante siempre es comenzar desde uno mismo para, de este modo, reflejar hacia afuera todo lo bueno que tenemos que aportar, como una expresión de nuestro propio bienestar.

Dentro de los beneficios comprobados de las buenas relaciones saludables se encuentran las siguientes:

  • Nos fortalece física y mentalmente, sintiéndonos más energizados y motivados.
  • Reduce nuestros niveles de estrés, brindándonos mayor sensación de bienestar y tranquilidad.
  • Mejora la calidad de nuestras interacciones con nosotros mismos y con otras personas.
  • Nos brinda una mayor noción de comunidad, de ser parte de algo más grande que nosotros mismos.
  • Permite la construcción de un proyecto de vida con mayor sentido y significado.

Ahora bien, dentro de los consejos para construir y mantener relaciones saludables comparto los siguientes tres aspectos:

Aceptación: Es importante aceptar a las personas significativas en nuestro entorno tal y como son. No es necesario intentar cambiarlas, ya que finalmente es la tarea de ellos mismos de acuerdo a sus aprendizajes y también de los consejos que ellos nos puedan pedir o nosotros dar genuinamente. Una vez que nos aceptamos y amamos nosotros primero, nos iremos dando cuenta que, más que hacer que el resto cambie, nuestra percepción hacia ellos cambia.

Comunicación saludable: Esto implica estar realmente presentes cuando interactuemos con otras personas: Mirarlas a los ojos, dejar de estar pendiente del teléfono cuando estamos compartiendo con alguien; prestar atención a lo que dicen, escuchando atentamente y permitiendo que la conversación sea fluida, amable y tranquila.

Ser auténticos: Esto es fundamental. Es sumamente importante ser reales y mostrar nuestras emociones. Los seres humanos estamos hechos para sentir y experimentar todas nuestras emociones, sobre todo cuando internamente no nos sintamos cómodos y consideremos necesario decirle a otra persona los que nos pasa con él o ella. La clave es hacerlo de manera firme pero respetuosa; hablar de corazón, diciendo por ejemplo: “Necesito decirte algo, porque siento una incomodidad por dentro y te lo quiero decir para ver si te resuena”. La diferencia que hacemos cuando comenzamos a expresarnos y sacar afuera aquello que nos impide sentir bienestar es enorme, y genera beneficios tanto en quien da como en quien recibe.

Esto es solo el comienzo de la construcción y fortalecimiento de mejores relaciones con nuestro entorno. Siempre recordar que necesitamos comenzar por nosotros: Seamos amorosos, respetuosos y benevolentes con nosotros en nuestra condición de ser humanos, perfectos en nuestra imperfección. Nuestro bienestar y felicidad, el norte a seguir.

Más sobre Espiritualidad

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X