¿Cómo manejar el agobio en pandemia? Tres consejos básicos

Es esperable tener sensaciones de estrés y ansiedad.

Guía de: Espiritualidad

Especialmente en momentos de pandemia, muchos de nosotros podemos experimentar sensaciones displacenteras, en donde encontramos que no hay suficiente tiempo, no hay suficiente energía y no hay suficiente capacidad para que todas las acciones a realizar quepan en 24 horas. O bien, por otro lado,  vemos la amenaza de fallar, la amenaza de decepcionar a los demás, la amenaza de sentir que no estamos haciendo lo suficiente.

agobio

Estas sensaciones de agobio, estrés y ansiedad es esperable y por ello compartimos algunos consejos para lidiar con ello en nuestro cotidiano:

1)Limpiar nuestro entorno inmediato:

La frase “orden exterior, calma interior” es popular por una razón. Cuando nos sentimos abrumados, ordenar el área que nos rodea restaura el orden en un pequeño rincón de nuestro universo y nos permite avanzar. Podemos comenzar por amontonar papeles sueltos, poner tapas a los bolígrafos, limpiar el polvo o la suciedad. El orden resultante nos ayudará a sentir que hemos logrado algo y nos permitirá concentrarnos en las tarea que tenemos entre manos.

 

2)Priorizar y dejar de hacer multitarea:

 Sabemos que la multitarea no es realmente algo que funcione de forma efectiva en nuestro día a día. Nuestros cerebros no están diseñados para hacer dos o tres tareas a la vez.  Eso lo podemos notar al intentar trabajar desde casa y, al mismo tiempo, vigilar a los niños, mantener una conversación mientras la televisión está encendida, almorzar en el escritorio, dejar el correo electrónico abierto mientras se trabaja o, simplemente, tener el teléfono inteligente a mano las 24 horas del día son ejemplos de cosas que obligan a cambiar la atención (y luego a volver a cambiarla) cientos de veces al día. Por ello, prioricemos las acciones a realizar y destinemos bloques de tiempo específicos para cada una de ellas, de modo de ir logrando mayor balance y enfoque en lo que estamos haciendo.

 

3)Aceptemos lo que no puedes hacer o controlar:

Podemos hacer estrategias, organizar y hackear todo lo que queramos, pero en algún momento, nos encontraremos con algo que no podemos hacer o controlar. Cuando lo hagamos, lo único que debemos hacer es aceptar la situación al 100%. Cuando simplemente no podemos cumplir con un plazo sin comprometer nuestra salud mental, es importante ser honestos y claros a tiempo, además de pedir ayuda sin temor, porque nuestro bienestar vale la pena.

Más sobre Espiritualidad

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios