La importancia de nuestro compromiso personal: Dar sentido a nuestro día a día

Convertirnos en nuestra propia causa es, quizás, la razón más importante de estar aquí y ahora.

Guía de: Espiritualidad

Explorar nuestro mundo interior puede ser el viaje más intenso y fascinante que existe. Muchas veces transitamos por el mundo sin darnos cuenta de nuestras verdaderas capacidades y talentos, pensando que la persona de al lado es más virtuosa o merecedora que nosotros de cosas buenas, sintiéndonos con ello inferiores y poco afortunados. Esta conciencia de víctima hace que desaprovechemos tiempo y oportunidades valiosas para desplegar distintos aspectos de lo que realmente somos, los cuales no son, necesariamente, los que el resto dice o quiere para nosotros.

compromiso personal

Imagen: Alfredo Cáceres

Llega un momento en el que logramos tocar fondo desde el punto de vista emocional y logramos vislumbrar con claridad la necesidad de tomar un nuevo rumbo. En este proceso de ir saliendo a flote, vamos atestiguando qué es lo verdaderamente importante, dándonos cuenta de que el tiempo es un soplido y que, por lo mismo, la importancia de enfocarnos en este preciso momento es fundamental.

Nuestro compromiso personal comienza a adquirir cada vez más fuerza, y es éste mismo el que nos impulsa a desafiar nuestros propios límites, a tomar riesgos y a seguir, finalmente, a nuestro corazón. No se trata de ser irresponsables y dejar completamente de lado todo lo que hemos construido con esfuerzo hasta ahora. Se trata, más bien, de tomar todas aquellas cualidades y fortalezas que nos han llevado a ser lo que somos ahora y, desde ahí, fundar una nueva forma de vida basada en nuestras verdaderas pasiones, combinadas equilibradamente con nuestra experiencia cotidiana actual.

Cuando hacemos un cambio desde adentro, todo en nuestro exterior comienza a cambiar: Sentimos que la vida fluye más fácil; que nuestra energía interna es más potente; que nuestro sentido del humor mejora; que tenemos mayor flexibilidad, alegría y confianza en el poder que alberga cada momento.

Sin duda, esto no es una tarea a cumplir a cabalidad de un momento a otro: Requiere de cierta práctica y de la intención de internalizar los hábitos que brindarán excelencia a nuestros pasos: La perseverancia, el amor y apreciación hacia nosotros mismos; la toma de responsabilidad por cada una de nuestras decisiones como motor de constante direccionamiento; la alegría de ser y de estar y cultivar el perdón constituyen un camino que vale la pena recorrer.

La importancia del compromiso personal, desde mi propia experiencia, brinda un mayor sentido a nuestro día a día. Convertirnos en nuestra propia causa y trabajar comprometidos por ella es, quizás, la razón más importante de estar viviendo, aquí y ahora.

Más sobre Espiritualidad

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X