Ley de Atracción: Cómo Pedir aquello que deseamos

Si te interesa la Ley de la Atracción, es muy probable que te hayas preguntado más de alguna vez: "Cómo he de pedir?".

Guía de: Espiritualidad

Si te interesa la Ley de la Atracción,  es muy probable que te hayas preguntado más de alguna vez: “Cómo he de pedir?”. Esto es muy frecuente en todos quienes ponen en práctica las enseñanzas de El Secreto, especialmente porque es el Pedir el primer paso para poder atraer aquello que deseamos.

En mi experiencia personal, yo solía hacerme la misma pregunta una y otra vez. Hasta que descubrí finalmente porqué, por más que intentara pedir de mil maneras, no iba a obtener lo que pedía.

como-pedir

A continuación, voy a compartir con todos ustedes una enseñanza sumamente valiosa que aprendí, y que espero les ayude con su práctica:

1. El Universo siempre responde: “Pide y se te Dará” decían Jerry y Esther Hicks, y es una frase que aparece en muchos textos sagrados. Lo primero que debes saber es que el Universo siempre responde a tus peticiones. Siempre. Sin falta. Es más, aún antes de que pidas ya el Universo ha de haber respondido, ya que el mismo reacciona de vuelta hacia ti según la vibración en la que te encuentres. ¿No crees que es así? Pues por allí puede encontrarse la razón del por qué sientas que no estás recibiendo respuestas.

2. El Universo siempre espera tus peticiones: Lo segundo que debes saber es que el Universo está esperando tus peticiones. Y movilizará todo su poder para crear aquello que pides. Lo cual significa que tú tienes todo el poder del Universo detrás de tí. Eres el poder creativo por excelencia, y por tanto, el Creador de tu propia vida.

3. Saber Pedir: Ahora bien, esto es la parte central. Es muy curioso, pero cuando yo logré comprender lo que era saber pedir, me pareció tan sencillo que no pude mas que sonreír y sentir alivio. Y estoy esperando dibujar una sonrisa en tu rostro porque sé que tan pronto como empieces a practicarlo, notarás cómo empezará a cambiar tu vida. El secreto de cómo pedir es, simplemente, asumir con intención que aquello que acabas de pedir ya se cumplió.

Puede que al principio esto te parezca contradictorio y no le encuentres sentido. Pues bien, si no lo entiendes, no es tan importante. Solo dedícate a jugar, como cuando eras un niño. Sí, a jugar! Simplemente, juega a pretender, en vibración de alegría y en actitud, que aquello que pediste ya es tuyo.

Lo que debes recordar es que la razón por la cual puedes tener la percepción de que no recibes lo que pides, no es porque la ley de la atracción no funcione, sino que puedes estar creando una contradicción en tu vida. Puedes pedir un mejor trabajo, pero odiando al actual; puedes pedir más dinero pero no agradeces el que tienes en este momento, y así con muchos ejemplos de tu vida cotidiana.

Como pronto aprenderás, tu verdadero poder lo encuentras en la certeza que nace desde tí mismo. No te preocupes por el cómo sucederá. Confía y sabe que lo que sea que pidas, es tuyo. Pide lo que deseas y dale gracias al Universo por lo que estás intentando manifestar. Es esa Fe ciega y sin dudas de que aquello que deseas es lo que llegará, la que marcará una diferencia en tu vida.

En un Universo de infinita abundancia no hay nada que puedas pedir que no recibas. Entonces si juegas, tal como cuando niño, a que ya recibiste lo que pides, te estás alineando con la energía universal que hace posible que se cumpla toda petición. ¿O es acaso que crees que el Universo no cuenta con los recursos suficientes para cumplir tu petición?

“Tus deseos son órdenes”, exclama el Universo. Solo atrévete a pensar en grande, pedir y sentir esa vibración. La opción es siempre tuya.

Más sobre Espiritualidad

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X