Mantener en equilibrio mi salud mental: Ocho consejos que te ayudarán en este proceso

Para mantenernos de buen ánimo y atenuar el impacto que se produce en el ámbito interno, es clave cambiar la dinámica mental en la que nos movemos.

Guía de: Espiritualidad

Desde siempre hemos escuchado la frase “Mente sana en cuerpo sano”, pero durante el último tiempo han sucedido eventos a nivel nacional y mundial, que han afectado todas nuestras dimensiones humanas. La crisis sanitaria nos ha enfrentado a una nueva realidad, esta es, que la seguridad, como la conocíamos, ya no existe, hace unos meses atrás podíamos proyectarnos, pensar en viajes, visitas, paseos, pero por el momento, está todo detenido. El mundo feliz fabricado a través de las redes sociales, no conocía de tragedias, excepto en lugares remotos, las cosas malas le ocurrían a otros, lejos, no sucedían en tu propia casa, que es lo que estamos viviendo hoy. Esta nueva forma de existencia, ha implicado un desafío personal, familiar y profesional, porque debimos adaptarnos a ella sin elección posible.

salud mental

Es así, que todos los grupos humanos han sufrido un impacto en su salud mental, a causa de los cambios que han realizado para mantener las actividades cotidianas. Las rutinas han debido modificarse, los estudiantes asisten a aulas virtuales y se ha generado el teletrabajo, requiriéndose un re- encuadre a nivel personal y familiar especialmente en el uso de los espacios comunes.

Para mantenernos de buen ánimo y atenuar el impacto que se produce en el ámbito interno, es conveniente cambiar la dinámica mental en la que nos movemos, evitando en lo posible la “sobreinformación” noticiosa y enfocarnos en cambiar nuestra forma de pensar en relación a lo que estamos viviendo. Los especialistas advierten que si usamos palabras como catástrofe, terrible, y vemos repetidamente el número de muertos en las noticias, estaremos afectando nuestro cerebro y elevando nuestro nivel de ansiedad, lo que favorece la baja de nuestras defensas inmunitarias.

Además, durante el confinamiento los estados de ánimo individuales son variables y eso es normal, porque no es una situación común, por ello, es necesario entender y aceptar la diversidad de emociones, tanto como las necesidades propias y de otros. Al aceptarlas y validarlas.

Algunas cosas prácticas que podemos hacer para mantener el equilibrio y adaptarnos a estar en confinamiento son:

  • Recordar eventos gratos y compartir los recuerdos
  • Respetar los momentos en que alguien quiere estar a solas
  • Mantener horarios de alimentación y sueño
  • Buscar estar bien y feliz, sin sentir culpa
  • Hacer ejercicios y mantener la actividad física
  • Mantener la comunicación con el grupo familiar o amistades
  • Practicar alguna técnica de respiración y relajación
  • Encontrar como podemos ayudar a otros

Aplicando estas herramientas no cambiarán las circunstancias externas, pero la sensación subjetiva de bienestar cambiará y los pensamientos negativos relacionados con ellas se alejarán, permitiendo que podamos retomar el hilo conductor de nuestras vidas y eso finalmente es equilibrio y resiliencia.

Más sobre Espiritualidad

Comentarios Deja tu comentario ↓
Ver Comentarios