Reconstruirnos: Un aspecto fundamental para una vida más plena

Todo nos ayuda a aprender, crecer y evolucionar hacia una versión mucho más mejorada de nosotros mismos.

Guía de: Espiritualidad

Cuando hablamos de reconstruirnos se nos viene la idea de un cambio sustancial en nuestras vidas. Esto puede tener lugar cuando nos enfrentamos a una situación externa importante, ya sea favorable o adversa, que nos impulsa a movernos en una nueva dirección, o como una especie de revelación que nos hace pensar que debemos transformarnos generando nuevas conductas, ya sea creando una personalidad nueva, teniendo nuevos intereses o una profesión diferente. Esto se traduce en la creación de un nuevo yo o en el redescubrimiento de facetas de nuestra vida que creíamos olvidadas o muy escondidas en un cajón.

reconstruirnos-1

¿Por qué reconstruirnos?   

Actualmente vivimos en un mundo y una sociedad en permanente dinamismo y transformaciones y en donde, tarde o temprano, necesitamos subirnos al tren del cambio en algún área de la vida. Al respecto, Charles Darwin dijo: “No es la especie más fuerte la que sobrevive, ni la más inteligente, sino la que mejor responde al cambio”. Y para sobrevivir, son muchos los que ya no tienen otro remedio que reinventarse.

El reto de la reconstrucción parece difícil y complejo y, efectivamente, dar los primeros pasos requiere de una movilización importante de energía: Implica dejar de lado quién hemos sido hasta ahora y afrontar cambios radicales, superar miedos, replantear ideas y conceptos. Ciertamente, un reto complicado, pero a la vez fascinante y lleno de descubrimientos.

En este sentido, existen muchas personas que se resisten a cambiar, por muy infelices o vacíos que se sientan, optando por quedarse en una zona de confort y de escaso crecimiento personal, adquiriendo el rol de meros espectadores de la vida en vez de protagonistas. En tiempos en los que el empoderamiento reviste un rol cada vez más importante a nivel global, el “renovarse o morir” adquiere cada vez mayor fuerza y sentido para una vida más completa y plena.

Dar el primer paso

¿Qué pasaría si un día te despertaras y te dieras cuenta que estás cansado de sentirte víctima de las circunstancias y que ya tuviste suficiente del estrés, ansiedad y de todas las emociones displacenteras que te impiden sentirte pleno, feliz y agradecido?

Tomar conciencia es un punto crucial para empezar a reconstruir tu vida y hacerla más feliz y con sentido. En mi trabajo como life coach, he realizado una serie de acciones junto s mis pacientes, algunos de los cuales comparto en esta ocasión:

  1. Comprometernos:Hacer un compromiso con nosotros mismos implica, internamente, abrazar lo que nos dé felicidad y soltar lo que ya no; aprender a ser sumamente gentiles y diligentes para con nosotros mismos y comenzar a apreciar todo lo bueno que está presente en nuestras vidas, aquí y ahora.
  2. Diseñar una vida más feliz: En un cuaderno, celular o computador, escribir y evaluar cuatro áreas importantes en nuestra vida: Autoestima, vida familiar, vida profesional/académica y relaciones. A cada una, otorguémosle un nivel de satisfacción del 0 al 10 y escribamos al lado que es lo que tendría que cambiar para que la puntuación llegase a 10. Luego de ello, hay que pasar a la acción, estableciendo para cada área un objetivo final y tareas asociadas a ello en plazos. De esta manera, tendremos mucho mayor control y monitoreo de nuestros sueños y de nuestra vida, dándonos cuenta que el lograr una mejor vida sí depende de nosotros y de nuestra determinación para lograrlo.
  3. Rodeémonos de la gente adecuada: Tengamos en nuestro círculo a personas positivas, alegres, que nos quieran y deseen genuinamente lo mejor para nosotros, y que sean nuestro cable a tierra, apoyándonos cuando nos sintamos mal y a quien sepamos podemos acudir en los momentos importantes. Desde una familia, nuestra pareja, amigos, compañeros de trabajo, cada uno de ellos puede hacer una diferencia y nosotros también para el resto. levantarte cuando te sientas mal; gente que prenda la luz cuando estés en la oscuridad, la gente que pueda verte por quien eres de verdad y quienes realmente puedes acudir.

Es muy importante ver a la vida como un viaje que necesitamos disfrutar. No importa qué nos suceda ni a cuántos desafíos nos veamos enfrentados. Todo nos ayuda a aprender, crecer y evolucionar hacia una versión mucho más mejorada de nosotros mismos, que es lo que finalmente merecemos. Solo tenemos esta vida, y por ello, hagámosla sólida y con sentido.

Más sobre Espiritualidad

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X