¡Detente! La invitación de Osho a hacer una pausa de gran ayuda en nuestros días

Osho nos plantea hacer una pausa terapéutica para encontrar la calma.

Guía de: Psicología y Tendencias

Osho

Osho (1931-1990), también conocido como Bhagwan Shree Rajneesh, fue un místico, filósofo espiritual y gurú de la India. Su vida y obra fueron controversiales, ya que criticó a personajes políticos y religiosos; además de promulgar ideas de una sexualidad más abierta. Sin embargo, el centro de su enseñanza siempre abogó por el valor de la meditación, la consciencia, el amor y la creatividad.

En un artículo anterior, les presentamos una adaptación de su ejercicio denominado “Simplemente permítete”; una suerte de meditación dinámica que nos invita a experimentar la rabia de forma segura.

En este artículo también les presentaremos una adaptación de una de sus propuestas contenidas en “Libro Naranja”, denominado: “¡Detente!”. Esta vez nos acercamos más bien a una pequeña y breve meditación, que podemos realizar a diario y de manera cotidiana. Muchas veces las personas creemos que para meditar necesitamos estar solos o en un lugar tranquilo o disponer de mucho tiempo. Esta propuesta de Osho nos invita a derribar estos mitos y transformar la meditación casi en un hábito sencillo y orgánico, del día a día.

Osho

<< Comienza a practicar un método muy simple, por lo menos seis veces al día. Esto no toma más que medio minuto cada vez. Tienes que hacerlo de improviso, esa es la clave.

Caminando en la calle…de pronto lo recuerdas. Detente completamente durante medio minuto… cualquiera sea la situación, detente completamente y sólo permanece presente frente a cualquier cosa que esté sucediendo. Entonces respóndete a ti mismo/a: ¿Cómo me siento ahora? Explora unos segundos tu sensación/emoción/sentimiento y cuando lo tengas identificado, comienza a moverte otra vez.

Seis veces al día. Puedes hacerlo más veces, pero no menos, esto te traerá mucha apertura. Tiene que hacerse de súbito.

Si tan sólo te haces presente de súbito, tu energía completa cambia. La continuidad que acontecía dentro de tu mente se detiene. Y es tan repentino que la mente no puede crear un nuevo pensamiento en forma inmediata. Toma tiempo; la mente es terca. 

Donde quiera, en el momento en que lo recuerdes, sólo dale una sacudida a todo tu ser y detente, elabora como te sientes en ese momento y continúa lo que estabas haciendo.

Puedes intentarlo donde sea. Por ejemplo, estás en la ducha; repentinamente date a ti mismo la orden: ¡Detente! Y hazlo. Explora tu emoción y continúa con lo que estabas haciendo. Incluso si es sólo por un momento nada más, sentirás que se produce en ti un fenómeno diferente.

De ser posible, lleva un registro escrito de lo que vas sintiendo cada vez que te detienes >>.

¿Y qué te parece esta invitación a hacer pausas conscientes en tu día a día? No parece tan difícil de llevar a cabo. ¡Anímate a probarlo y cuéntanos cómo te va!

Osho

Más sobre Psicología y Tendencias

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X