Alarmante estudio asegura que cigarrillos electrónicos aumentan riesgo de cáncer

Según estudio realizado por científicos norteamericanos, la alta probabilidad de contraer la enfermedad se debe a la sustancia formaldehído, un conocido cancerígeno en el líquido de estos dispositivos.

Guía de: Vida Sana

Para los adictos al cigarro, que han querido dejar de fumar, el camino más cómodo ha sido cambiar el típico cilindro por un dispositivo electrónico que, aparentemente, es mucho menos nocivo. Al menos, así se promocionan sus “beneficios” en los sitios web o locales comerciales donde se venden.

Foto: Cigarrillo electrónico (Archivo)

Para mala fortuna de aquellos que han encontrado la “solución” a su adicción en este tipo de cigarros electrónicos, acaban de publicar los resultados de un estudio que indican que el vapor que contiene nicotina en los cigarrillos electrónicos puede formar formaldehído, una sustancia que lo hace entre cinco y 15 veces más cancerígeno que el tabaco común.

El estudio, realizado por investigadores de la Universidad de Portland (Oregon) y que fue publicado en el diario de medicina New England Journal of Medicine (NEJM), constató que el formaldehído puede formarse durante el proceso de vaporización de los cigarrillos electrónicos.

En la investigación, los científicos usaron una máquina para “inhalar” el vapor de los cigarrillos electrónicos de baja y alta tensión para determinar cómo se forma el formaldehído. Dicha sustancia, conocida como cancerígena, se origina a partir del líquido que usan estos dispositivos.

Con el experimento, los investigadores constataron que cuando el cigarrillo electrónico calienta el líquido a alta tensión (5 voltios), se produce una tasa de formaldehído más elevada que la de los cigarrillos convencionales.

De esta manera, un usuario de cigarrillos electrónicos que inhala a diario un equivalente a tres mililitros de este líquido vaporizado y calentado al máximo, absorbe unos 14 mg. de formaldehído. Mientras una persona que fuma un paquete de cigarrillos comunes al día, absorbe cerca de tres mg. de esta sustancia cancerígena.

A largo plazo, la inhalación de 14 mg. de esta sustancia nociva, a diario, podría multiplicar por 5 a 15 veces el riesgo de contraer cáncer, según el estudio.

Más sobre Vida Sana

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X