Estudio científico afirma que el chocolate no engorda

Científicos españoles descartaron que el consumo de chocolate esté asociado a un mayor índice de masa corporal. Por el contrario, destacaron sus propiedades en la prevención de riesgos cardíacos.

Guía de: Vida Sana

Lo que hasta hace poco se asociaba a un “pecado” o un acto de libertinaje alimenticio, como es comer y disfrutar placenteramente de un chocolate, especialmente por los gramos de más que se pueden ganar, al parecer es un mito que tendría una base científica para ser desmentido. Es que un grupo de investigadores de la Universidad de Granada demostró científicamente que el chocolate no engorda.

El estudio en cuestión, que viene a ser la salvación para los chocolateros que gustan de un buena barra de vez en cuando, demostró que un alto consumo de chocolate está asociado a niveles más bajos de grasa total (la de todo el cuerpo) y central (abdominal). Y ello, con independencia de si se practica o no actividad física y de la dieta que se siga, entre otros factores, según informaron voceros de la Facultad de Medicina y de Ciencias del Deporte de la Universidad de Granada.

chocolate no engorda

Foto: Archivo

Los científicos analizaron si un mayor consumo de chocolate se asocia con un incremento o menor índice de masa corporal, así como otros indicadores de grasa corporal total y central en los adolescentes que participaron en el estudio “Helena”, un proyecto financiado por la Unión Europea sobre los hábitos alimentarios y el estilo de vida de los jóvenes de nueve países europeos, entre ellos España.

Menos riesgo cardiometabólico

Según la autora principal del artículo científico que resume el estudio, Magdalena Cuenca García, aunque el chocolate está considerado como un alimento con un alto aporte energético (al ser rico en azúcares y grasas saturadas), “recientes investigaciones realizadas en adultos sugieren que su consumo se asocia con un menor riesgo de trastornos cardiometabólicos”.

De hecho, el chocolate es un alimento rico en flavonoides (especialmente catequinas), que proporcionan múltiples propiedades saludables. En concreto, es un buen antioxidante, antitrombótico y antiinflamatorio, tiene efectos antihipertensivos y puede ayudar a prevenir la cardiopatía isquémica, según los investigadores.

Los resultados del trabajo, en el que participaron 1.458 adolescentes de entre 12 y 17 años, fueron independientes del sexo, la edad, la madurez sexual, la ingesta energética total, la ingesta de grasas saturadas, el consumo de té y café,  frutas y verduras, y la actividad física de los consultados.

El trabajo, realizado por investigadores de la Facultad de Medicina y de Ciencias del Deporte, fue publicado en la revista “Nutrition”.

Más sobre Vida Sana

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X