Inicio » Vida Sana » Equipo

Las 5 cosas que desconoces del cepillo de dientes

Mantener los microorganismos alejados de la boca, es la clave para la higiene bucal

El cepillo dental es conocido como cepillo de dientes o escobilla, siendo una de las principales herramientas para mantener una higiene personal.

El primer cepillo fue confeccionado por un emperador chino en 1498. Utilizó celdas de pelo de cuello de puerco salvaje con un soporte de hueso para entregarle mayor rigidez. En la actualidad se recomienda su uso después de cada comida, aun de ser así continúa siendo un instrumento que junta bacterias intestinales y gérmenes.

Estos son los principales cuidados que  debes tener en cuenta.

cepillo de dientes1.- Microorganismos:

La doctora María Geisinger, señaló que en la cavidad oral existen cientos de microorganismos que son transmitidos por el cepillo de dientes durante su uso, entre ellos estafilococos, bacterias coliformes, pseudomonas, bacterias intestinas y gérmenes fecales.

“La mayoría de los cepillos se guardan en los baños, que hace que estén expuestos a microrganismos intestinales”, señala Geisinger.

2.- El cepillo en el baño:

Diversos estudios realizados por Geisinger, señalan que  el baño es un medio constante de bacterias que se transmite en todos los rincones y objetos que se encuentran en el lugar.

Esas bacterias están presentes en todos los cepillos que se encuentran en el baño, las cuales van directo a la boca. La responsabilidad de tener las cerdas libres de gérmenes va más allá del usuario, en ocasiones los problemas se generan en las fábricas de embalaje al ser manipulados por terceros.

3.-  Secado y guardado:

Los especialistas han recomendado no tapar e introducir los cepillos en recipientes plásticos. Debido a que los ambientes húmedos ocasionan el crecimiento de microorganismos que dañan la salud bucal. Las recomendaciones es dejar secar el cepillo hasta su próximo uso y guardarlo en forma vertical.

4.- Limpieza:

Para evitar que la boca se llene de microorganismos, es recomendable enjuagar a fondo las celdas con agua potable después del cepillado, lo que permite retirar los residuos de pasta dental y comida.

Para disminuir los niveles de contaminación, la doctora María aconseja que es bueno limpiar el cepillo de dientes con bucal antibacterial.

Es importante recordar que se debe hacer un cambio de cepillo durante los tres meses de uso.

5.- Limpieza dental regular:

La limpieza no tiene que ser un hábito, debe ser una necesidad para conservar la boca limpia y alejada de microorganismos. Aun cuando se practica una buena higiene bucal es inevitable la acumulación de bacterias y sarro en las encías y cuello de los dientes.

Más sobre Vida Sana

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X