Siete conductas frecuentes que aumentan la celulitis

La celulitis, un problema tanto estético como médico, es un trastorno en el metabolismo del tejido adiposo de algunas zonas del cuerpo.

Guía de: Vida Sana

Fumar, beber alcohol y dormir poco son algunas de las causas que originan la aparición de la celulitis, una patología que afecta a cerca de un 80% de las mujeres en el mundo.

Abdomen, muslos, caderas y glúteos son los lugares donde, habitualmente, se manifiesta la celulitis. Problema que se presenta generalmente en las mujeres jóvenes como de mediana y avanzada edad; aunque los hombres también pueden padecerla. Asimismo, la obesidad no es forzosamente una condicionante para que se produzca esta alteración.

aumento-celulitis

La celulitis, un problema tanto estético como médico, es un trastorno en el metabolismo del tejido adiposo de algunas zonas del cuerpo. Se caracteriza por la acumulación de grasas, toxinas y líquidos, otorgando a la piel un aspecto acolchado y de forma irregular, generando nódulos cutáneos que comúnmente se conocen como “piel de naranja”.

Este cambio celular impide que la piel y el tejido subcutáneo cumplan sus funciones normales de transporte de alimento y oxígeno a las células, además de la eliminación de los productos de desecho, provocando problemas linfáticos circulatorios. La causa exacta se desconoce, sin embargo hay varios factores que pueden estar relacionados: hormonales, genéticos, alimenticios y el estilo de vida.

La idea es conocer estos elementos para, dentro de lo posible, evitar su aparición y aumento. Del mismo modo, es importante identificar los hábitos que quizás se tienen y, sin saberlo, están propiciando la aparición de este mal en nuestra piel. Algunas conductas que inducen más este problema son:

1.- Fumar: A juicio del fundador del centro de salud especializado en problemas dermatológicos World Dermatology Institute, Dr. Patricio Figueroa, esta conducta origina alteraciones en la microcirculación y acrecienta la producción de radicales libres, favoreciendo la aparición de la celulitis.

La nicotina altera la pared de los vasos sanguíneos, reduciendo la circulación y aumentado la probabilidad que se produzca este malestar. Sumado al daño que esta adicción provoca en la piel, ya que se envejece y arruga prematuramente.

2.- Consumo de hidratos de carbono, grasas y azúcares: Poseer una dieta rica en proteínas y baja en carbohidratos, grasas y azúcares incrementa la lipólisis -proceso metabólico mediante el cual los lípidos del organismo son transformados para producir ácidos grasos y glicerol- lo que disminuye la aparición de la “piel de naranja”. Así lo indica, el Doctor Carlos San Martín, responsable de la Unidad de Medicina Estética de la Clínica Londres, España.

Se debe optar por alimentos con abundante fibra, principalmente frutas y verduras de hojas verdes, y evitar comidas con alto contenido en harinas refinadas y grasas saturadas. También, es recomendable beber al menos dos litros de agua al día.

3.- Alcohol: Las bebidas alcohólicas poseen toxinas que actúan sobre los vasos sanguíneos y, consumidas en exceso, provocan vasodilatación y acumulación de líquidos, comenzando con la primera fase de la iniciación de la celulitis.

La dermatóloga y especialista de la Fundación Mexicana de Dermatología (FMD), Patricia Cerda, asegura que esta sustancia produce un aumento en los niveles de ácidos grasos, que se traducen en depósitos de grasa en diversas zonas del cuerpo, generando la aparición de la “piel de naranja”. Lo que se complica, si la dieta es abundante en carbohidratos y grasas.

De igual forma, cuando se metaboliza el alcohol se transforma en azúcar, y ésta es una de las principales causas de la celulitis.

4.-. Usar ropa ajustada: Una de las causas más comunes de celulitis suele ser la falta de irrigación en algunas zonas del cuerpo, lo que se puede deber a la utilización de vestuario demasiado ajustado.

Según la dermatóloga certificada de Sadick Dermatology, EEUU, y especialista en medicina estética, Cherly Karcher, las cintas elásticas que son parte de algunas prendas como medias o pantalones de mezclilla, favorecen su aparición si limitan el flujo sanguíneo y cortan la circulación.

Las prendas muy ceñidas pueden dificultar el retorno de la sangre venosa y favorecer la retención de líquidos y la aparición de coágulos venosos, que pueden derivar en várices si se trata de las piernas.

Por ello, uno de los principales consejos es comenzar a usar ropa más holgada y el consumo de agua, pues estimula la circulación y ayuda a la hidratación de la piel.

5.- Dormir poco: Numerosos estudios han demostrado que no dormir las horas necesarias perjudica la salud. De hecho, según un trabajo realizado por la revista médica inglesa British Medical Journal, la privación del sueño baja la percepción de la salud en un 6%.

Por su parte, el profesor de fisiología e inmunología de la Universidad de Córdoba, Dr. Manuel Tena-Sempere, afirma que no dormir lo suficiente altera los sistemas del organismo que regulan aspectos como el control metabólico, por ende, si el metabolismo no quema las grasas, éstas se acumulan y forman la celulitis.

Dormir es un hábito muy saludable y uno de los mejores secretos de belleza. Se recomienda dormir, al menos, 8 horas diarias y sin interrupciones para tener un descanso reparador.

6.- Sedentarismo: A la hora de prevenir, el ejercicio es un método absolutamente efectivo. Lo más aconsejable para combatir la celulitis son los deportes de trabajo de concentración muscular o pilates, sin embargo, cualquier tipo de ejercicio es ideal. Basta con practicar actividad física 30 minutos diarios, ya sea correr, trotar, caminar o dejar de usar el ascensor y reemplazarlo por las escaleras.

Según la Fundación Mexicana de Dermatología, el sedentarismo es un factor que ocasiona que la celulitis se presente a edades más tempranas y con mayor frecuencia.

7. Exceso de sal: Se debe evitar la abundancia de sodio y los alimentos procesados, como las comidas listas para microondas, ya que suelen tener un alto contenido de este condimento. En la Fundación Mexicana de Dermatología advierten que el exceso de sal contribuye a la retención de líquidos, entorpeciendo el buen funcionamiento del sistema linfático y propiciando la inflamación de los tejidos, produciendo celulitis.

Por todo lo anterior, reducir la ingesta de sal es beneficioso para la salud. Lo aconsejable es no consumir más que 1,5 gramos de sodio por día, lo que equivale a 3,8 gramos de sal. Por ejemplo, cada chileno come en promedio 98 kilos de pan al año y cada pan tiene aproximadamente 1.5 gramos de sal. Si se consume 2 panes al día, ya se habrá consumido cerca de la mitad de toda la cantidad de sal recomendada.

Las comidas se pueden aliñar perfectamente, utilizando especias y hierbas como: azafrán, romero, cilantro, páprika, perejil, albahaca, tomillo, estragón, cebolla, jugo de limón, ajo, orégano, y menta, entre otros.

Más sobre Vida Sana

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X