Uso excesivo de plataformas digitales incrementaría riesgo de hiperactividad y déficit atencional en jóvenes

Investigación sondeó durante dos años los hábitos de uso de aparatos digitales.

Guía de: Vida Sana

Nada hacía presagiar que la revolución tecnológica, que se originó con la creación de Internet en 1969, fomentaría el desarrollo y la propagación, de manera exponencial, de nuevas tecnologías como tablets, computadores, celulares y juegos de consolas, entre otros. De hecho, millones de personas alrededor del mundo se han dejado embelesar y las han incorporado en su vida cotidiana, sobre todo los adolescentes y jóvenes.

En la actualidad, suele ser una rutina que menores de 4 años usen el celular de sus padres para jugar; niños que apenas llegan a sus casas prendan el televisor y recurran a videojuegos para no aburrirse; y los jóvenes pueden pasar todo el día en el celular, utilizando Snapchat, Facebook, Instagram y enviando whatsapp o chats.

Lamentablemente, dichos escenarios son el reflejo de una sociedad cada vez más expuesta a los medios virtuales. Por tanto, es clave el rol de los padres y el grado de supervisión que puedan ejercer para que el uso de estos dispositivos no se trasforme en abuso. En ocasiones, los mismos adultos promueven estas tecnologías en sus hijos para evitar berrinches y que permanezcan tranquilos por un rato. Sin embargo, ¿se conoce el riesgo que podría producir el uso de estos elementos?

vida-sana

Eventuales consecuencias del uso desmedido

Un reciento estudio elaborado por la Universidad el Sur de California (USC) y publicado por la Asociación Médica Americana reveló que el uso de medios digitales incrementaría el peligro de padecer síntomas de hiperactividad y déficit atencional en adolescentes.

Según Adam Leventhal, académico de Medicina Preventiva y Psicología, y director del Laboratorio de Salud, Emoción y Adicción de la Escuela de Medicina de la USC, los jóvenes tendrían una estimulación rápida y de alta intensidad al acceder a este tipo de tecnologías diariamente.

Cada seis meses entre 2014 y 2016, se realizó un seguimiento de la utilización de 14 plataformas digitales en una muestra de 2.600 estudiantes de diferentes escuelas públicas de Los Ángeles, en Estados Unidos, clasificando la frecuencia de uso en tres categorías: sin uso, medio y alto.

Los resultados evidenciaron que, en promedio, un 10% de los jóvenes que utilizaban con alta frecuencia estos dispositivos presentaron síntomas de Trastorno por Déficit de Atención e Hiperactividad (TDAH). Por otro lado, quienes no efectuaban este tipo de actividades de manera reiterada mostraron un 4,6% de síntomas de TDAH.

A juicio de este análisis mientras más se expongan los adolescentes a las actividades del mundo digital como las redes sociales, chats, tablets, celulares, videojuegos y/o descargar música; más se acrecienta la posibilidad de que sufran sintomatología propia de este trastorno.

Leventhal afirmó con confianza que “los adolescentes que fueron expuestos a altos niveles de medios digitales resultaron significativamente más propensos a desarrollar síntomas de déficit de atención e hiperactividad en el futuro”.

El facultativo destacó que, aunque la indagación no determina una relación causa-efecto, las conclusiones demuestran “una asociación estadística significativa”, que permiten entender los riesgos que representan para la salud el uso de la tecnología móvil y sus contenidos.

Por consiguiente, es necesario avanzar en una mirada integradora para concebir tanto los riesgos como los beneficios de esta nueva forma de comunicarse.

Cifras en Chile

De acuerdo a los resultados de la primera “Radiografía Digital”, realizada por VTR a 3.718 menores de entre 9 y 17 años, el consumo de Internet va subiendo a medida que aumenta la edad. Más del 30% de adolescentes entre 14 y 17 años ingresa a la web varias veces en el día y las cifras crecen los fines de semana.

Por otro lado, casi el 98% de los hogares tiene acceso a internet y el 78% está conectado a la web entre 1 y 3 horas. Además, el 85 % de los encuestados tiene un celular y sólo un 8%, entre 15 y 18 años, no posee este aparato.

Los gustos y funcionalidades varían según el género. Las niñas lo que más hacen es chatear (35%) y los niños ven videos (37%).

Más sobre Vida Sana

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X