¿Cuánto debe durar un orgasmo? La verdad sobre una pregunta recurrente del sexo

Si te interesa saber cuánto deberían durar tus orgasmos y cómo hacerlos más largos, este artículo es para ti.

Guía de: Psicología y Tendencias

¿Cuánto debe durar un orgasmo?

Tras las inquietudes a partir del artículo sobre las diferencias entre el orgasmo femenino y masculino, surge la necesidad de escribir acerca de la duración del orgasmo en el hombre y la mujer.

Las investigaciones formales respecto de este tema son bastante disímiles.

Respecto de la duración del orgasmo en la mujer, algunos autores obtuvieron las siguientes mediciones:

  • Dickinson, en 1949, obtuvo un valor de 12 a 15 segundos.
  • Kinsey, en 1953, obtuvo un valor de 4 minutos.
  • Masters y Johnson, en 1968, obtuvieron valores de 20 a 60 segundos.
  • Jobaris y Money, en 1976, consiguieron menos de 10 segundos.
  • Geer y Quartaro, en el mismo año, consiguieron entre 7,5 y 25 segundos.
  • Maccarey, en 1978, obtuvo un mínimo de 3 segundos hasta los 10 segundos, como máximo.
  • Gebhard y Jhonson, en 1979, consiguió la mayor medición: 9 minutos.
  • Bohlen, en 1982, obtuvo un promedio de 35,6 segundos.
  • Alzate, en 1985, también obtuvo valores cercanos a los 4 minutos.

Estos resultados hablan de los diferentes métodos utilizados para medir el orgasmo (algunos basados en la percepción subjetiva informada por la mujer y otros en mediciones de oxígeno y calor vaginal). Pero también, de la variabilidad que tiene la respuesta sexual en distintas ocasiones, contextos e individuos -independiente del sexo-.

Literatura no académica basada en el juicio de expertos, define un promedio de alrededor de 13 a 51 segundos para la duración del orgasmo femenino, versus 3 a 8 segundos para el orgasmo masculino.

¿Cuánto debe durar un orgasmo?

Por otro lado, el consenso popular parece suponer que el orgasmo femenino sería “más duradero” que el masculino. Éste último casi siempre es descrito en función de la eyaculación y como “poco duradero”, similar al “descorche de una botella de champán”, “rápido”, parecido a un “calambre”, “sorpresivo”, etc.

Desde esta perspectiva, parece casi imposible hacer que hombre y mujer “duren lo mismo” o que “ambos orgasmos coincidan”.

Finalmente, independiente de si somos hombres o mujeres y de la duración de nuestros orgasmos -que como vimos, puede ser muy variable-, aparece una invitación a educar nuestra sexualidad desde otro punto de vista. Lo anterior, nos insta a dejar de lado los “promedios adecuados” y lo que se espera o esperamos de nosotros mismos. La verdadera fiesta comenzaría cuando olvidamos nuestro afán por el rendimiento y nos conectamos más profundamente con el otro; utilizando técnicas tan sencillas como la respiración. En esta lógica, poco importa lo que duren nuestros orgasmos y así, paradójicamente, estos pueden prolongarse durante horas.

¿Cuál es el secreto? Los invitamos a retomar artículos sobre sexo tántrico y ejercicios para profundizar el amor y la conexión con el otro.

Más sobre Psicología y Tendencias

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X