Consejos de especialista para evitar el consumo excesivo de dulces en Halloween

Época de alto consumo de dulces en la que conviene saber cómo cuidarse uno y los más pequeños de la casa.

Guía de: Vida Sana

¿Dulce o travesura? Es la frase que más se escucha cada noche del 31 de octubre, en varios países del mundo, donde los niños acostumbran disfrazarse y pedir caramelos. Esta tradición celta, que se remonta a Irlanda -aproximadamente hace 3.000 años-, consideraba que la dimensión que separa a los vivos de los muertos se abría ese día. Por lo tanto, los celtas dejaban dulces y comida afuera de sus casas para no “enfurecer” a los espíritus que pudiesen estar sueltos.

En la actualidad, abundan las ofertas de dulces y golosinas por esta fecha, así que no es difícil que los niños consuman grandes cantidades de caramelos sin ningún problema ni control. De esta forma, el aporte del azúcar puede sobrepasar en exceso las recomendaciones diarias de un menor.

dulces-Halloween

La nutricionista de www.Ainchile.cl, Catalina Miranda, indica que el consumo de estos productos debe ser en forma excepcional y nunca diario. “Sus componentes pueden generar sobrepeso, obesidad y otras enfermedades asociadas como resistencia a la insulina, diabetes, triglicéridos elevados, hiperactividad en algunos niños y caries, entre otras”, explica.

Contar con la orientación de un adulto y dosificar las golosinas son claves para prevenir cualquier consecuencia negativa para la salud. Además, se recomienda que la dieta sea guiada por un profesional y que las personas que sufren diabetes consuman dulces sin azúcar.

La experta detalla algunos consejos para compensar:

a) No ingerir gaseosas ni jugos azucarados.

b) Optar por fruta natural en vez de postres con azúcar como tortas, helados, pasteles o chocolates.

c) Fomentar la actividad física. Incentivar que los niños tengan movimientos extras para quemar más calorías como bailes, caminatas, paseos en bicicleta y jugar en el parque.

d) Cerciorar que se respeten las tres comidas básicas: desayuno, almuerzo y cena. No reemplazar estos alimentos con golosinas, para estar más satisfechos  y comer menos dulces.

e) Reforzar el lavado de dientes.

Calorías y cantidad de azúcar de algunas golosinas

La especialista seleccionó algunos dulces consumidos por los niños, identificando la cantidad de calorías y azúcar presentes en cada uno de ellos.

1.- Caramelos surtidos Arbolito-Ambrosoli (5 unidades): La porción contiene 86 calorías y 16 gramos de azúcar, lo que equivale a 3 cucharaditas de azúcar.

2.- Gomitas tipo Frugele-Ambrosoli (4 unidades): La porción tiene 59 calorías y 13 gramos de azúcar, es decir, 2,5 cucharaditas de azúcar.

3.- Caramelos frutales pequeños Halloween-Ambrosoli (5 unidades): La porción posee 40 calorías y 7,1 gramos de azúcar, o sea, 1,5 cucharaditas de azúcar.

La Organización Mundial de la Salud, OMS, recomendaba -hace algunos años- que el consumo de azúcares no debía ser más que el 10% de la ingesta calórica diaria, es decir, 50 gramos de azúcar o 12 cucharaditas de café. Sin embargo, en marzo de 2015 redujo su indicación diaria de consumo de azúcar a un 5% del total de calorías ingeridas, lo que equivale a 25 gramos o 6 cucharaditas de café.

Entre 4 a 5 son las unidades de dulces diarias recomendadas para los niños, considerando que su ingesta de calorías debiese estar entre 1.400 a 1.800.

Finalmente, se sugiere preparar alimentos saludables y entretenidos que reemplacen a los productos ricos en azúcar como brochetas de frutas, jaleas o helados de yogurt.

Más sobre Vida Sana

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X