Las 10 dietas más extremas y extravagantes que están de moda: En qué consisten y cuáles son sus riesgos

Desde revertir el orden de las comidas hasta sólo ingerir pomelos.

Guía de: Vida Sana

No hay fecha que no llegue, ni plazo que no se cumpla. El arribo del verano es inminente y con ello aumenta la fiebre por bajar los kilos extra acumulados en el invierno. Las ofertas se acrecientan no sólo en los productos que circulan en el mercado, sino que también en los métodos que prometen lo imposible: Perder peso con poco esfuerzo y rápidamente.

Cada vez más las personas se tientan por la inmediatez que ofrecen algunas dietas, sin importar que durante el proceso deban suplir alimentos ricos en nutrientes por otros menos saludables. La meta es lograr la figura soñada en la menor cantidad de tiempo posible. Sin embargo, no miden los riesgos y peligros que pueden ocasionar en el organismo.

dietas-extremas

A continuación, las 10 dietas más extremas y extravagantes del momento:

1.- Dieta según el grupo sanguíneo: Es un plan de alimentación diseñado, en 1996, por el doctor  Peter D’Adamo, especialista en medicina natural, quien señala que cada tipo de sangre posee una alimentación específica e indica que hay ciertos alimentos que aumentan o reducen el peso, dependiendo del grupo sanguíneo al que se pertenezca. Asocia cada tipo de sangre con un momento determinado en la historia del hombre, basándose en la teoría de evolución.

Características de cada grupo:

  • Grupo 0, “El Cazador”: Su dieta debe estar conformada por carnes, pescados, verduras y frutas. Los alimentos que engordarían son el trigo, lentejas, coliflor, lácteos, huevos, dulces y azúcares.
  • Grupo A, “El Agricultor”: Se recomienda una dieta basada en granos, verduras y frutas. Los alimentos que causarían un incremento en el peso son las carnes, lácteos, garbanzos, habas, porotos, alimentos procesados, y azúcares.
  • Grupo B,  “El Nómade”: Pueden priorizar los lácteos, huevos o carnes. Por el contrario, deben restringirse con las lentejas, semillas de sésamo, maíz, trigo, pollo, y aceites (de canola, maíz y girasol).
  • Grupo AB,  “El Enigma”: Su dieta es más variada, una combinación entre el grupo A y B, enfatizando el consumo de pescados y verduras. Sin embargo, deben limitarse con las carnes rojas;  trigo; maíz; porotos; semillas de sésamo, girasol y amapola; y aceite de girasol y maíz.

2.- Dieta del bebé o de los colados: Este régimen, que es seguido por actrices como Jennifer Aniston o Gwyneth Paltrow, tiene como plato principal la comida para bebé.  Consiste en consumir 14 colados o potitos (comida de bebé en conserva) al día y cenar algo saludable, como carne y verduras.

Se aconseja elaborar este tipo de comidas en base a verduras y avena, para que cada colado contenga alrededor de 70 calorías. Sin embargo, este tipo de alimentos crean varios déficits nutricionales si se mantienen en el tiempo, ya que, como su nombre lo dice, están destinados para los bebés, quienes tienen otro peso y requerimientos diferentes a los de un adulto.

3.- Dieta Forking o del tenedor: El elemento principal de esta dieta, ideada por médicos franceses, es el tenedor. Pues no permite comer nada que no se pueda tomar con este utensilio, es decir, la cuchara, el cuchillo y, hasta, las manos no deben usarse para coger alimentos. Además, está prohibido picar entre comidas.

Los alimentos permitidos son las pastas, cereales, legumbres, vegetales, algunas frutas, pescados y arroz. Por otro lado, las comidas prohibidas son todas las que necesiten cuchillo, cuchara o la mano para ser ingeridas como carnes, pollo, quesos, tartas, mantequilla, queso untable, miel, sopas, helados, pan, mariscos, embutidos y galletas, entre otros.

4.- Dieta inversa o “The Reverse Diet”: Su premisa es cambiar la cena por el desayuno. La idea es que la comida más importante del día sea en la mañana y luego se deben consumir pequeñas porciones de alimentos durante el resto de la jornada, de esta forma se podría perder peso rápidamente.

Según la creadora de este método, Tricia Cunningham, quien perdió 170 libras en menos de un año, al consumir la mayor cantidad de calorías durante las primeras horas, el cuerpo las quema sin problemas y obtiene la energía necesaria. Por otro lado, impide que las personas consuman grandes cantidades de alimentos en la noche, impidiendo que el organismo las almacene como grasa.

5.- Dieta de la luna: Se basa en la influencia que ejercería este satélite en cada cuerpo y consiste en tomar sólo líquidos durante los días de luna llena. Se debe ingerir agua una hora antes que se inicie el cambio de fase lunar y continuar así por las siguientes 24 horas.

Esta dieta, que es famosa desde hace varios años, permite bajar entre 2 y 3 kilos y, debido al ayuno, contribuye a desintoxicar el organismo. Pese a lo anterior, no es recomendada por los expertos en salud, ya que no es una dieta equilibrada y la baja de peso sólo se explica por la pérdida de agua. Es decir, se suele recuperar todo apenas se retorne con la alimentación habitual.

6.- Dieta del pomelo o toronja: Esta fruta, perteneciente a la familia de los cítricos, posee un gran poder diurético, no tiene materia grasa y debido a su alta cantidad de fibra y agua, provoca sensación de saciedad.

A este tipo de régimen se le denomina “monodieta”, pues se trata de un menú que se apoya en un único alimento. Se trata de incluir medio pomelo o, en su defecto, beber una taza de su jugo en cada una de las comidas del día. El plan de alimentación debe ser bajo en carbohidratos, de preferencia optar por huevos, vegetales y otros cítricos. Dentro de las carnes, lo ideal es elegir pescado y pollo. Además, se recomienda beber abundante agua entre cada comida.

7.- Dieta astral: Según este tipo de régimen, hay algunos alimentos que facilitarían la pérdida de peso dependiendo del signo zodiacal al que se pertenezca. Por ejemplo:

  • Aries: Se recomienda una alimentación baja en calorías, prefiriendo pescados, legumbres, frutas y lácteos descremados. Debido a que su punto débil es el hambre constante y nunca pierden el apetito.
  • Tauro: Les encanta comer y la buena mesa, por tanto, se aconseja una dieta disociada, es decir, no mezclar grasas y carbohidratos.
  • Géminis: Su debilidad es ingerir alimentos entre comidas, muchas veces de forma descontrolada e irregular. Es por eso que para perder peso se sugiere la dieta Express.
  • Cáncer: Se caracterizan por soportar los regímenes con alta presión y las tensiones de las comidas azucaradas, por tanto, se les aconseja seguir la dieta Weight Watchers (en tu línea). Se trata de un plan que permite conseguir una relación sana con la comida, asignándole puntos a cada alimento. La idea es no sobrepasar lo indicado diariamente.
  • Leo: Les fascinan los alimentos de excelente calidad, por tanto, una buena alternativa para este signo es la dieta de las proteínas naturales.
  • Virgo: La dieta recomendada es la del “vientre plano”, prefiriendo el consumo de fibras y abundante agua, y evitando las grasas, las bebidas con gas y la sal. Lo anterior, a causa de que el punto débil de los que nacieron bajo este signo está al lado de los intestinos.
  • Libra: Tienen un gran apetito y depende mucho del estado anímico. Se les recomienda seguir una dieta en base a productos con bajo índice glicémico, es decir, evitar alimentos que contienen carbohidratos y que elevan la glucosa en la sangre.
  • Escorpión: Suelen comer de forma incontrolada y excesiva. Se sugiere una dieta alcalina, o sea, disminuir la ingesta de alimentos ácidos como la carne, el queso y las pastas; y preferir los alimentos alcanizantes, frutas, verduras y té verde.
  • Sagitario: Acostumbran a comer en abundancia y entre comidas. Así que se les aconseja la crononutrición, que es un modo de alimentación que se adapta al ritmo natural del organismo y consiste en ingerir las comidas cuando son más útiles y necesarios para el cuerpo.
  • Capricornio: Para conseguir la silueta perfecta se recomienda seguir una dieta baja en calorías, debido a que suelen ser excelentes cocineros y asiduos a los bocadillos.
  • Acuario: Aunque ingieren alimentos varias veces al día y en pequeñas cantidades, no comen demasiado. Es por eso, que se les sugiere seguir la dieta del limón, donde este cítrico es el protagonista por una semana y se permite consumir verduras, frutas y carnes blancas.
  • Piscis: Comer es su gran placer y su debilidad es la retención de líquidos, así que lo recomendable es un régimen basado en alimentos que combaten la celulitis como frutas y verduras.

8.- Dieta del canguro: La única carne permitida en este tipo de dieta es la de canguro, ya que es alta en proteínas y baja en grasa, en torno al 1%. Aporta gran cantidad de hierro y posee una alta concentración de ácido linoleico conjugado (CLA) en comparación con otros alimentos. Se recomienda acompañar con pequeñas porciones de verduras.

9.- Dieta del aire: Es uno de los regímenes más peligrosos e inauditos que existen, ya que incita a la anorexia por la escasa ingesta de alimentos. Se trata de simular que se está comiendo algo cuando en la práctica no es así. Es decir, las personas se alimentan de aire.

Se admiten sólo líquidos, pero con baja cantidad de nutrientes. La dieta se basa en comer muy pocas calorías, lo que no sólo desencadenaría un intenso dolor de estómago sino que también toda clase de enfermedades.

10.- Dieta de la risa: Se basa en divertirse y reírse, idealmente si es a carcajadas, pues este pequeño gesto puede generar grandes cambios en el metabolismo. Científicos han establecido que con 15 minutos de risa se pueden quemar hasta 40 calorías.

Es una dieta de bajo costo y el único requerimiento es reírse todo el día.

Las dietas extremas y sus riesgos

Las dietas extremas, o mal llamadas también “milagrosas”, se caracterizan por tener un bajo aporte calórico -aproximadamente 800 por día -, se efectúan en periodos cortos de tiempo y suelen ser bastante desbalanceadas en el tipo de alimentos y nutrientes que se ingieren. Por lo tanto, podrían generar consecuencias negativas en el normal funcionamiento del organismo.

Según el nutriólogo y diabetólogo de la Universidad Católica, Manuel Moreno, la peligrosidad de estos regímenes radica en las secuelas que producen en la salud, algunas de ellas irreversibles. “Debilidad generalizada, calambres, desmayos, dolor de cabeza, anemia, mayor riesgo de infecciones, daño renal, arritmias cardíacas y disminución de la capacidad intelectual, son sólo algunos de los problemas”, asevera.

Si bien este tipo de dietas puede ocasionar una baja de peso, debido a la reducción del gasto metabólico, es muy frecuente el efecto rebote, ya que las personas no cambian sus hábitos alimenticios ni poseen supervisión médica.

Las fórmulas mágicas no existen, así que la recomendación es optar por una nutrición saludable y balanceada, restringiendo las calorías; realizar actividad física de manera regular; y asesorarse por un especialista que conozca el estado de salud de la persona,  elaborando un esquema de alimentación adecuado.

 

Más sobre Vida Sana

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X