Los alimentos que no se deben comer antes del sexo: ¿Cuáles son?

Si quieres disfrutar de un bienestar y vivir intensamente el sexo, tienes que cortar relación con varias comidas que sólo van a perjudicar tu rendimiento. Conoce cuáles son.

Guía de: Vida Sana

Por años los especialistas han reconocido en la comida afrodisíaca un poderoso estimulante para activar la energía sexual y compartir momentos placenteros en la previa de relaciones sexuales.

Y si bien existe una corriente de sibaritas y gente que le da placer la comida, hay una corriente defensora del buen sexo que también limita los alimentos para evitar lo que muchas veces es un tema de incapacidad, baja de libido o simplemente una molestia.

sexo y comida

Porque, a diferencia de lo que se piensa, no todas las comidas son aptas para tener sexo en cualquier momento del día o la noche. Y es en base a esa reflexión es que te contamos los alimentos que debes evitar consumir antes de tener relaciones sexuales, ya que producen el efecto contrario.

1. No comer porotos o frijoles

El poder nutritivo de los porotos o frijoles es enorme, de hecho es considerado uno de los alimentos claves de la pirámide alimenticia, pero en el caso del sexo es un inhibidor de pasiones, ya que produce inflamación y gases, algo que podría resultar muy incómodo.

2. Ajo por ningún motivo

El ajo estructuralmente tiene una base muy importante de almidón, lo que obviamente provoca hinchazón. Y por otro lado, su intenso sabor e impregnante aroma puede que deje más de una secuela en la lengua y sea el responsable de que el aliento no sea del todo fresco.

3. Cortar relación con el queso

Uno de las comidas de la lista prohibida que es una verdadera lástima que esté incluido es el queso, pues por lo general se asocia a placer degustativo en la previa, pero que a la luz de distintos resultados es descartable por su intensidad que no deja un agradable sabor de boca y porque inhibe los impulsos de la excitación.

4. No consumir carnes rojas

Las carnes rojas son sabrosas, pero cuesta mucho digerirlas. Además, después de una ingesta grande provocan sueño y cansancio, lo que no las hace recomendable por los pocos deseos que genera de mantener sexo con un estómago abultado.

5. Las papas fritas son el enemigo

Las papas, por su alto grado de almidón, provocan hinchazón lo que de por sí ya es privativo. Las papas fritas contienen grasas trans, las que no son para nada recomendables para la circulación sanguínea. Las grasas también reducen el índice de testosterona y como si fuera poco, gracias a su alto contenido en sal, puede provocar que la erección no sea tan prolongada.

6. Masticar o comer menta

Los alimentos, bebidas, postres, chocolates o golosinas que contienen menta tampoco son una buena idea si se piensa tener sexo, pues el consumo produce una disminución en los niveles de testosterona, algo que podría reducir inevitablemente el deseo sexual.

Más sobre Vida Sana

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X