Fallos en caso Nisman: Justicia argentina enfrenta semana clave

Todo indicaría que la denuncia del fiscal sería desechada y olvidada por la justicia argentina. También, la investigación de su extraño "suicidio" correría la misma suerte.

Guía de: Argentina

nisman-1

 Negar la posibilidad de investigar la acusación del fiscal Nisman será como alojar una segunda bala en la cabeza del fiscal Alberto Nisman. La ineficiente investigación de su misteriosa muerte puede ser la tercera bala, y quizás, la definitiva para el fiscal.

Segunda muerte del fiscal Nisman

A tres meses de la extraña muerte del fiscal Nisman se estaría por concretar su segunda muerte. La extensa investigación y acusación de encubrimiento para los autores del atentado a la sede de la mutual judía AMIA por parte de la presidenta Cristina Kirchner, su canciller Héctor Timerman y varios altos funcionarios de su administración, corre el riesgo de ser desechada sin investigarse por parte de la Justicia argentina.

La denuncia presentada por el fiscal Nisman contra la presidenta y sus funcionarios, cuatro días antes de su extraña muerte, fue nuevamente impulsada y argumentada por el fiscal Gerardo Pollicita. El juez Daniel Rafecas, muy cercano al gobierno, rechazó esa presentación y la apertura de la investigación con fundamentos calificados de débiles en medios judiciales. La denuncia fue nuevamente impulsada, esta vez, por el fiscal Germán Moldes y la Cámara de Apelaciones la aceptó. Entonces, la denuncia recayó en la sala 1 de la Cámara Federal de Casación Penal integrada por los jueces Ana María Figueroa (que sería cercana al gobierno), Luis María Cabral y Gustavo Hornos, pero antes, deberá ser aceptada por el fiscal Javier de Luca, un activo integrante de la agrupación kirchnerista Justicia Legítima. Todo indicaría que en los próximos días se ordenaría el archivo de la causa sin siquiera investigar. Otro disparo en la cien del fiscal, quizás, el tiro del final.

A todo esto, resulta llamativo que los acusados por el fiscal Nisman clamen públicamente por su inocencia pero ninguno haya accedido a defenderse ante los tribunales. En su lugar, impulsaron recusaciones a los fiscales y ejercieron, o hicieron ejercer, una fuerte presión sobre los jueces para dejar la causa sin sustento legal. Ninguno de ellos respondió una sola acusación, y mucho menos, fundamentó su inocencia. Se limitaron a insultar y denostar al fiscal muerto.

La tercera muerte del fiscal Nisman

El hallazgo del cuerpo del fiscal Nisman en su departamento de Puerto Madero produjo la apertura de una nueva causa e investigación judicial. Desde el inicio la investigación fue ineficiente con misteriosos errores de procedimientos, sospechosas dilaciones y aceptado de manera pasiva las groseras intervenciones y presiones del Poder Ejecutivo en la causa. A tres meses del hallazgo del cuerpo, aún no se sabe si se “suicidó” o si fue asesinado, tal como lo sostienen los peritos de la parte querellante, su ex esposa la jueza Arroyo Salgado. Todo pareciera indicar que nunca se aclararía el supuesto suicidio o el asesinato. Una tercera bala en la cabeza del fiscal Nisman.

Marcha del Silencio en homenaje al fiscal Nisman, 18 de febrero 2015.

Todos contra Nisman

La actitud del Poder Judicial ha sido, en su conjunto, muy pobre y anodina. Pareciera que a la mayoría de los jueces y fiscales no les importa que un colega suyo, un fiscal federal, apareció muerto cuatro días después de presentar una denuncia contra la presidenta. Un magnicidio, tal como lo calificó la jueza Arroyo Salgado, sin embargo, el Poder Judicial en su conjunto mira para otro lado y no quiere inquietar al poder.

La clase política argentina se “olvidó” de Nisman. En los últimos meses ningún político hizo mención del caso. Mucho menos, los tres candidatos más importantes para la presidencia. Todos “olvidaron” a Nisman y están dedicados a prometer generalidades, sonreír todo el tiempo y besar niños de caras sucias.

Para una buena parte de la sociedad argentina, la muerte de un fiscal investigando la corrupción desde el Estado no es algo relevante. También ha “olvidado” al fiscal, quizás por ser tan corrupta y oportunista como cualquier delincuente. Sabe, por experiencia, que es mejor no meterse en esos temas y es mejor dedicarse a sobrevivir a como se pueda. Argentina es un país en construcción, donde también, ahora, se “suicidan” o matan fiscales.

 

Más sobre Argentina

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X