Aceite de coco: Conoce sus diversos usos para bajar de peso

La combinación única de sus ácidos grasos produce variados beneficios para la salud.

Guía de: Vida Sana

Son cada vez más las personas, alrededor del mundo, que utilizan el aceite de coco por sus innumerables atributos para la salud. Desde tiempos ancestrales, este producto ha sido uno de los cimientos de la alimentación en diferentes países, especialmente en las regiones costeras tropicales.

No sólo otorga un sabor exótico a las recetas tradicionales, sino que también soporta las altas temperaturas mejor que el resto de los aceites, evitando que se oxide tanto y convirtiéndose en el más adecuado para freír. A diferencia de otros que pierden propiedades y generan compuestos perjudiciales cuando se exponen al calor.

Aceite-de-Coco

El ácido láurico, ácido cáprico y el ácido caprílico presente en el aceite de coco le brindan características antimicrobianas, antioxidantes, antibacterianas y un sinfín de cualidades como el cuidado de la piel, alivio del estrés, estimulación del sistema digestivo, mejora de la calidad de los dientes y huesos, entre otros.

Sin embargo, una de sus prácticas más importante y cotizada es su efecto adelgazante. En conversación con Guioteca, la nutricionista de AIN Chile (www.ainchile.cl), Catalina Miranda, explica que las grasas que tiene el aceite de coco son utilizadas de manera distinta por el cuerpo, provocando disminución del  apetito, de los niveles de colesterol y, al mismo tiempo, reducción de peso.

“Estas grasas, denominadas triglicéridos de cadena media, hacen que el cuerpo acelere el metabolismo basal y queme más calorías”, sostiene la especialista. A continuación, algunos de sus usos relacionados con la pérdida de kilos extra:

1.- Acelera el metabolismo basal: Los triglicéridos de cadena media del aceite de coco aumentan el gasto energético del organismo. Recientemente se descubrió que ingerir entre 15 y 30 gramos diarios puede acelerar el metabolismo hasta en un 5%.

2.- Quema más calorías: Al aumentar la tasa metabólica del cuerpo se le resta tensión al páncreas, y de esa manera se quema más energía y grasa. Es así como también el aceite de coco contribuye a reducir la grasa abdominal.

A un grupo de cuarenta mujeres con obesidad abdominal se les suministró 30 ml de aceite de coco al día y, en un periodo de 12 semanas, redujeron tanto su índice de masa corporal como su perímetro abdominal. Por otro lado, a un grupo de veinte hombres se les proporcionó la misma dosis y rebajaron aproximadamente dos centímetros en el perímetro abdominal, en cuatro semanas.

3.- Disminuye el apetito: Según la nutricionista, los triglicéridos de cadena media producen cuerpos cetónicos que pueden reducir significativamente el apetito y afectar de manera positiva el peso corporal a largo plazo.

A un grupo de seis hombres se les proporcionó diferentes cantidades de aceite de coco, como resultado los que consumieron mayor cantidad ingirieron 250 calorías menos por día, en promedio.

4.- Mejora el nivel del colesterol: El aceite de coco puede optimizar el nivel de colesterol en la sangre y reducir el riesgo de sufrir una enfermedad cardiovascular. Reduce los triglicéridos, los niveles del colesterol total y el LDL (colesterol malo), al mismo tiempo que eleva el HDL o colesterol bueno.

A diferencia del resto de los aceites, el aceite de coco tiene un alto punto de fusión, de 24 a 25 grados celsius. Es sólido a temperatura ambiente y se derrite sólo cuando la temperatura aumenta considerablemente. Por lo tanto, no se debe guardar en el refrigerador.

Finalmente, la experta recomienda consumir alrededor de 30 ml por día. “Ojalá en reemplazo de otros aceites y utilizarlo en las preparaciones cotidianas, al igual que la comida tailandesa”, concluye.

 

Más sobre Vida Sana

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X