Burpee: el sencillo ejercicio que tonifica y quema grasa ¡Aprende a hacerlo!

Es un ejercicio que mezcla equilibrio, fuerza y flexibilidad. Requiere de poco espacio y otorga grandes beneficios para el organismo.

Guía de: Vida Sana

Bíceps, tríceps, abdomen, glúteos, hombros y cuádriceps son sólo algunos de los músculos que se entrenan con este ejercicio que no necesita máquinas y con el cual se puede moldear el cuerpo, quemar grasa y mejorar la resistencia.

Burpee es un deporte que imita el salto de una rana y combina una serie de ejercicios, como flexiones, sentadillas y salto vertical, que se deben ejecutar en secuencias rápidas. Lo principal de esta actividad física es que pone atención en múltiples zonas del cuerpo de forma simultánea y directa.

Es una de las prácticas más preciadas y queridas por los entrenadores, así como también una de las más detestadas por los deportistas y atletas. Lo aman porque es una forma económica y eficaz para mejorar el estado físico y bajar de peso, además de ser un ejercicio completo con el que se adquiere agilidad, fuerza y flexibilidad. Sin embargo, aunque a simple viste se observa sencillo y entretenido, muchas personas lo evitan por el gran esfuerzo físico que implica, convirtiéndose en un castigo a partir de la segunda repetición.

Es una intensa sesión de ejercicios cardiovasculares que no requiere de un lugar amplio  y es una excelente forma de trabajar y fortalecer los conjuntos musculares del organismo. Trabaja la resistencia y es una manera rápida de exigir al máximo el cuerpo. Del mismo modo, optimiza la quema de grasa y permite lograr un entrenamiento enérgico y efectivo en poco tiempo.

La manera de practicar un Burpee estándar es, primero, colocarse de pie y después flexionar las rodillas hasta quedar en cuclillas, con las manos en el piso cerca de los pies y ligeramente más separadas del ancho de los hombros.  Luego, efectuar un pequeño salto dirigiendo los pies hacia atrás y quedando en posición de flexión de brazos. Una correcta posición es mantener la espalda completamente recta, los pies y codos alineados. El segundo paso es realizar otro salto para volver a colocar los pies entre las manos, de cuclillas, y saltar, a partir de esta posición, lo más alto posible y al final dar un pequeño aplauso. Esto es sólo una repetición. Se recomienda comenzar con 3 a 5 sesiones, de tres repeticiones cada una.

Pese a lo anterior, hay algunas variantes y diferentes intensidades, dependiendo de la experiencia del deportista, tal como lo muestra el siguiente video de Men’s Health:

¿Sabes qué es un 'burpee'? (Pista: No es el sonido que emites luego de beber cerveza.) #Fitness

Posted by Men's Health en Español on Domingo, 11 de enero de 2015

 

El Burpee debe su nombre a Royal H. Burpee, fisiólogo de la ciudad de Nueva York, quién en 1939 utilizó este ejercicio para desarrollar una prueba de rendimiento para el servicio militar y después lo empleó el ejército norteamericano para evaluar el nivel físico de sus reclutas.

Beneficios

Según el entrenador personal  de Infinit Fitness Azca (Madrid), Federico García Corral, con los ejercicios del Burpee se trabajan patrones de movimiento que se aplican a diario, como agacharse a recoger algo que se ha caído al suelo o alzar el cuerpo para alcanzar algo que se encuentra en altura.

Asimismo, enfatiza en las capacidades físicas que permite desarrollar este deporte. “Las ventajas son a nivel de la velocidad, potencia, equilibrio, coordinación, agilidad, fuerza, y resistencia cardíaca y muscular”, asevera.

Del mismo modo, son efectivos contra la grasa corporal, pues el cuerpo al hacer Burpee brinda gran cantidad de energía a la mayoría del sistema muscular, lo que genera una gran quema de calorías que duraría, inclusive, hasta después de entrenar. Lo anterior, debido a que se incrementaría la frecuencia de respiración, estimulando el metabolismo.

Precauciones

Este ejercicio no es recomendable para personas que tienen problemas en las articulaciones, especialmente en rodillas y hombros, a causa de la intensidad e impacto que produce. Además, si no se efectúa de la manera adecuada o si la postura es inestable, se corre el riesgo de lastimar la rodilla o tobillo. Por tanto, se aconseja empezar de manera lenta y manteniendo el control de cada paso que se da.

El entrenador Federico García agrega que es conveniente asesorarse por un profesional para realizar las posturas correctamente. “Por ejemplo, si una persona tiene problemas lumbares o en las articulaciones puede ser perjudicial y, en estos casos, es importante practicar una variante menos agresiva del ejercicio”, asegura.

 

 

Más sobre Vida Sana

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X