Comer harinas y dulces de noche: adicción que engorda

Uno de los errores más comunes a la hora de adelgazar, se relaciona con el tratamiento de la gordura y no con los impulsos adictivos al momento de ingerir alimentos en las horas que más engordan.

Guía de: Vida Sana

La mayoría de las personas que sufren obesidad no comen voluntariamente, por el contrario, están obligadas por fuerzas adictivas que se deben a las oscilaciones que presenta la serotonina cerebral a lo largo del día; hormona que regula el apetito, controla la temperatura corporal, la actividad motora y las funciones perceptivas y cognitivas.

Según la Dra. Daniela Jakubowicz, endocrinóloga venezolana que ha estudiado durante más de 15 años el síndrome metabólico, la secreción de la serotonina está controlada por dos regiones del cerebro: el hipotálamo y la glándula pineal, que funcionan al compás del día y la noche. En relación con los rayos de luz y oscuridad.

Esta hormona se mantiene elevada durante gran parte de la noche. Cuando amanece desciende paulatinamente y después de las 16:00 horas los niveles bajan bruscamente. Esta disminución, al atardecer, genera tristeza, sensación de soledad, ansiedad y nerviosismo.

comer dulces noche

Foto: Internet

En su libro “Ni una dieta más”, la Dra. Jakubowicz sostiene que dichos sentimientos se revierten de inmediato cuando se come chocolates, golosinas o carbohidratos. “De hecho, se cree que los obesos utilizan estas propiedades antidepresivas y sedantes de los dulces y harinas para aliviar sus angustias y ansiedades. A diferencia de las personas delgadas, que las ingieren cuando sienten hambre y no por adicción a las harinas. Por el contrario, cuando sienten estrés es cuando menos comen”, asegura.

Esta adicción se incrementa cuando las personas con obesidad comienzan una dieta de bajas calorías y carbohidratos. Pues cuando se deja el régimen, se recupera el peso y terminan más adictos y con mayor sobrepeso que antes de iniciar la dieta.

La experta asevera que las oscilaciones anormales de la serotonina cerebral son la base de la adicción y la causa primordial que lleva a un individuo a la obesidad.

“Se ha comprobado que la tristeza, angustia y el desenfrenado deseo de comer harinas o dulces sucede al atardecer y se controla al ingerir carbohidratos o dulces en la mañana. Si se evita su descenso vespertino, se aminoran los impulsos hacia las comidas”, explica.

Esta adicción conlleva a muchas personas a ser obesas, causando un gran riesgo a la salud. Por tanto, una dieta que pueda controlar la adicción hacia las harinas cerciora que no se subirá de peso.

Algunos consejos para vencer la adicción:

1.- Realizar actividad física: El ejercicio no sólo mejora la condición física, sino que también el estado de ánimo. Practicar 30 minutos de actividad moderada, al menos cuatro veces a la semana, contribuyen a controlar la ansiedad, la depresión y el estrés.

2.- Consumir más frutas y verduras: La ingesta de este tipo de alimentos mantiene estable el azúcar en la sangre. La naranja y el pomelo son recomendables por su alto contenido en fibras y vitaminas. Si se trata de vegetales, se aconseja comer alcachofa, brócoli, espárrago, palmito y coliflor.

3.-Mantenerse hidratado: Consumir mínimo 2.5 litros, al día, de líquidos libres de calorías o azúcares.

4.- Aprender a escuchar al cuerpo: Algunos de los antojos de la tarde pueden significar la sensación de hambre. Si este es el caso, se debe recurrir a meriendas  nutritivas y saludables como lácteos bajos en grasas, frutos secos y alimentos ricos en fibra.

5.- Comer hasta estar satisfecho y no lleno: La mayoría de las veces se tiende a abusar de las comidas sin darse cuenta. Cuando el estómago está satisfecho se recomienda comer despacio y masticar bien para que se pueda disfrutar el alimento y comunicar al cerebro la saciedad.

6.- Establecer horarios de alimentación: Lo recomendable es distribuir las calorías del día para que el metabolismo incremente su trabajo. Lo ideal es consumir desayuno, almuerzo y cena liviana, juntos a dos meriendas entre comidas.

Más sobre Vida Sana

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X