Las 7 grandes mentiras para bajar de peso: Conozca los engaños que no ayudan

Desde “no se debe comer después de las 20:00 horas” hasta “los productos light ayudan a adelgazar” son sólo algunas de las creencias populares que abundan a la hora de querer perder kilos de más.

Guía de: Vida Sana

Las cifras de obesidad aumentan a diario en la sociedad y delatan, cada vez más, que nos alimentamos mal. Cuando el objetivo es adelgazar, ya sea con dietas o ejercicios, son muchos los mitos que van de boca en boca, asegurando efectividad. Aunque gran parte de los consejos se realizan con buenas intenciones, no todos son verdaderos.

Lo anterior nos hace concluir que la mayoría de las concepciones que tenemos sobre lo que consumimos son falsas. Además, creer que la misma dieta o plan de alimentación es adecuado para todas las personas también es incorrecto, sobre todo, al momento de buscar la forma más rápida para bajar de peso.

mentiras de bajar peso

Imagen: Alfredo Cáceres

Los mitos más conocidos son los siguientes:

1.- Se deben eliminar los hidratos de carbono para bajar de peso.

Falso. Lo que provoca el aumento de peso no son los hidratos de carbono sino que consumir calorías en exceso, pues éstos son la principal fuente de energía que posee nuestro organismo. Lo importante es controlar las porciones que ingerimos, pero no restringirlos ya que se puede sentir fatiga, cansancio e irritabilidad. Por otro lado, suprimir por completo este tipo de alimentos provoca  más apetito por los dulces.

2.- Beber agua durante las comidas engorda.

Falso. El agua no contiene calorías, por ende, no propicia el incremento de kilos en nuestro cuerpo. Definitivamente el agua no engorda y no importa la cantidad que se tome o la hora en que se ingiera. De hecho, beber agua entre comidas puede crear un efecto de saciedad, por lo que comeremos menos y, esto sí, ayudará a adelgazar.

3.- Consumir productos light impedirá el aumento de peso.

Falso. Que un alimento sea light no significa que esté libre de azúcar, grasas o calorías. Del mismo modo, un producto light no garantiza que sea más sano, pues sólo se reduce un poco las calorías, pero contiene sustancias y aditivos como el resto de los alimentos industrializados. El principal error de muchas personas es que piensan que no engordan y que pueden consumir una doble ración de ellos.

El especialista del Departamento de Endocrinología y Nutrición de la Clínica Universitaria de Navarra, en España, Dr. Camilo Silva, asegura que el aporte calórico de los alimentos “light” puede ser mínimo, no obstante, “la mayoría de estos productos poseen una cantidad suficiente de calorías como para favorecer la ganancia de peso si se consumen en cantidades excesivas”.

4.- No se debe comer después de las 20:00 horas, ya que todo lo que se consuma el cuerpo lo transforma en grasa.

Falso. No existe ningún estudio que certifique que comer en la noche engorde. Sin embargo, si no se mantiene una alimentación adecuada durante el día, la cena será excesiva y lo más probable es que se consuman calorías extras.

La nutricionista de la Universidad Andrés Bello, Macarena Trujillo, explica que si una persona come pequeñas cantidades a lo largo del día no va a engordar al cenar a las 20:00 horas, lo que es muy distinto a si alguien concentra toda su alimentación en la noche. “Es importante establecer horarios definidos para realizar las cuatro comidas recomendadas al día, junto con colaciones cada tres horas, como máximo”, afirma.

5.- Los alimentos integrales no favorecen el incremento de peso.

Falso.  La  diferencia entre los alimentos integrales y los refinados es que los primeros aportan cereales y fibras saludables, que contribuyen a disminuir el colesterol y evitar la constipación. A pesar de eso, ambos productos aportan prácticamente la misma cantidad de calorías. Por lo tanto, se debe tener precaución con la cantidad en que se consumen.

6.- La leche descremada no tiene calcio ni proteínas.

Falso. La leche descremada tiene la misma cantidad de nutrientes que la leche entera, la única diferencia es que contiene menos grasas y calorías. Por el contrario, los lácteos poseen proteínas que permiten aumentar la masa muscular y el buen funcionamiento de los órganos.

7.- Al transpirar en exceso se quema más grasas y se baja de peso fácilmente.

Falso. La única forma de quemar grasas es practicando actividad física y con una alimentación saludable. Al transpirar sólo se pierde agua que se recupera, inmediatamente, en cuanto se ingiere líquidos. Así que no se recomienda realizar deporte con faja o mucha ropa, pues la única pérdida será por deshidratación.

Finalmente siempre llegamos a la misma conclusión, independiente de cualquier mito o creencia popular, la forma más segura y efectiva de bajar de peso es manteniendo hábitos saludables y practicando actividad física, a lo menos 30 minutos, cuatro veces a la semana.

Más sobre Vida Sana

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X