Inicio » Kinesiología » Equipo

Estreñimiento y piso pélvico: ¿Cómo enfrentar este inconveniente?

Existen muchos factores de riesgo que contribuyen a un debilitamiento de esta musculatura.

En ocasiones anteriores, hemos hablado del piso pélvico. Este conjunto de músculos que se encuentran en la base de la pelvis sosteniendo nuestra vejiga, nuestro útero y nuestro recto y que es atravesado por los distintos conductos de salida de estos órganos (uretra, vagina y ano respectivamente), tiene una función primordial en la continencia y evacuación de orina y heces y también en nuestros procesos sexuales.

estrenimiento-1

Existen muchos factores de riesgo que contribuyen a un debilitamiento de esta musculatura y una consecuente disfunción. Lo más común cuando hablamos de factores de riesgo es pensar en el embarazo o el parto. Pero hay un factor, muy común en las mujeres que puede dañar – sobre todo cuando es crónico- esta musculatura: El estreñimiento.

Hablamos de estreñimiento cuando la frecuencia de las deposiciones es inferior a tres veces por semana, pero también cuando la defecación se acompaña de importantes molestias, las heces son muy duras y, por tanto, la evacuación dificultosa. Este sobreesfuerzo y sobreestiramiento de la musculatura, contribuye a debilitar esta musculatura y causar problemas en su funcionamiento.

¿Cómo podemos cuidar nuestro piso pélvico del estreñimiento?

Se recomienda aprender a adoptar una postura correcta durante la defecación, así como respirar adecuadamente, utilizando la musculatura abdominal y no aguantando la respiración, (lo que es muy perjudicial para el suelo pélvico). Tener las rodillas por encima de las caderas, lo que es muy fácil de lograr dejando un pequeño piso en el baño sobre el cual apoyar los pies.

estrenimiento

Por supuesto mantener una dieta variada, alta en fibras, tomar mucha agua y hacer ejercicios son medidas básicas y altamente efectivas para mejorar nuestra digestión.

Así que ya saben, preocuparnos de la dieta y ayudarnos con la posición y la respiración puede hacer una gran diferencia y permitirnos proteger nuestro querido y necesario piso pélvico.

Más sobre Kinesiología

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X