Síndrome del túnel carpiano y embarazo; algunas recomendaciones

Existe en la muñeca un espacio denominado túnel carpiano. Dentro del túnel pasan los tendones de los músculos que flectan o doblan los dedos de la mano.

Guía de: Kinesiología

Cuando hablamos de síndrome del túnel carpiano, en general pensamos en secretarias o personas que realizan tareas repetitivas con sus manos.

Sin embargo, el embarazo también puede ser una causa de aparición de esta patología. De hecho, este síndrome ocupa el segundo lugar en las patologías musculoesqueléticas más frecuentes del embarazo, después del lumbago.

Existe en la muñeca un espacio denominado túnel carpiano. Dentro del túnel pasan los tendones de los músculos que flectan o doblan los dedos de la mano y un nervio llamado mediano. Es un túnel muy estrecho. Por lo tanto, cualquier cosa que se inflame u ocupe lugar provoca un conflicto de espacio.

Durante el embarazo, la tendencia al edema que frecuentemente se presenta, provoca que el líquido ocupe espacio en este estrecho lugar y presione el nervio mediano. Esto se traduce en sensaciones de hormigueo, adormecimiento, ardor o dolor en la mano, especialmente en los dedos pulgar, índice, medio y anular; a veces si la situación se prolonga en el tiempo también podemos padecer falta de fuerza.

La buena noticia es que en la mayor parte de los casos, revierte después del parto. El tratamiento es conservador y apunta a aliviar las molestias.

Aquí, algunos consejos que te pueden ayudar:

Debes evitar los movimientos repetitivos de mano y muñeca; especialmente los que involucran flexión de dedos y muñeca. Asique ojo con los teclados!; es recomendable utilizar un apoyo para las muñecas. Evita también realizar fuerzas excesivas.

Las  férulas de muñeca son una buena opción. La idea es mantener la muñeca en una posición neutra. Descansar la muñeca y la mano afectada reduce la inflamación alrededor del tejido.

La utilización de hielo local parece ser un buen aliado, ya que tiene un buen efecto antiinflamatorio. Puedes aplicártelo alrededor de 15 minutos varias veces al día no directamente a la piel.

Realizar ejercicios de elongación del nervio mediano puede ser beneficioso.

La manera correcta de hacerlo se muestra en la siguiente imagen:

11-2

 

Estas medidas te pueden ayudar a controlar los síntomas de este molesto síndrome. Después del parto, a medida que el edema disminuye debieran progresivamente ir disminuyendo los síntomas; de lo contrario, consulta con un profesional calificado.

Más sobre Kinesiología

Comentarios Deja tu comentario ↓
Síguenos en Facebook X